Spiekeroog: Drømmenes grønne ø
Spiekeroog Island © Nordseebad Spiekeroog GmbH

Spiekeroog: Drømmenes grønne ø

En natur, der tager vejret fra én, en 15 kilometer lang sandstrand og sejlture indbyder feriegæsterne til at udforske øen og Vadehavet. En drøm for venner af Nordsøen.

Spiekeroog ligger mellem naboøerne Langeoog og Wangerooge, og med et areal på 18,25 km² præsenterer den sig som usædvanlig grøn for en østfrisisk ø. Det atypisk store antal af egetræer og fyrretræer er specielt for denne ø i nationalparken Niedersächsisches Wattenmeer. Om sommeren fortrylles gæsterne af lysende lilla hindebæger og vilde roser i klitterne. Om efteråret stråler havtornens orange farve. Af speciel botanisk interesse er den østlige del af øen, der strækker sig fra nationalparken Haus Wittbülten til øens østlige ende. Blæsten og tidevandet betyder, at klitlandskabet konstant skifter karakter.

Det er ikke blot det grønne islæt på den bilfri ø og den gode luft, der lokker helsebevidste besøgende til øen. Kurmittelhaus er med sine traditionelle og moderne helsemetoder et sted til afslapning: hot-stone-terapi og thalasso (havvands-terapi) styrker immunforsvaret. Den, som foruden fred og wellness også vil opleve noget autentisk, tilbyder Spiekeroog specielle udflugter til sælbankerne med skib eller en kuttertur med skibet Gorch Fock. På denne tur demonstreres fiskeriet for gæsterne med et lille trawl.

Efter en rigtig sejltur bør man nyde friskfanget fisk på en af de dejlige restauranter, eller blot slå sig ned i en af de mange tehuse. Den østfrisiske gemytlighed nyder man bedst med "ostfriesentee" og "kluntje".

Oplev Rejselandet Tyskland på kortet

Tilføj dine favoritter her. Gem, sorter, del og print dit valg og planlæg hele din Tysklandsrejse.

Antal valgte favoritter

What travellers from around the world are saying

Walk in the mud

Walking in the sea bed

Frente al litoral noroeste de Alemania, entre Dinamarca y los Países Bajos, se encuentran las islas Frisias. Es un rosario de islas arenosas que, hace siglos, eran las dunas que se extendían a lo largo de la costa. Un largo proceso de erosión llevó la costa hacia el interior. La extensión de agua que hay entre las islas y la costa actual es el mar de Frisia, un lugar lleno de sorpresas y donde se pueden vivir experiencias sorprendentes. En esta región las mareas son muy fuertes y, dado que el mar de Frisia es muy poco profundo, durante la bajamar queda expuesto el fondo. Es una gran llanura formada por lodos, una especie de marisma por la que se puede caminar. De hecho se puede llegar caminando hasta las islas que, en lugares como Neuharlingersiel, se encuentran a unos diez kilómetros de distancia. ¿Caminar por el barro es una experiencia interesante? Eso mismo me preguntaba yo antes de iniciar un paseo con WattWandern, los guías que te descubren los secretos de este mundo insólito. Un recorrido completo implica tres o cuatro horas de paseo por lo que en realidad es el fondo del mar. Es el momento de observar la vida que bulle en ese ecosistema: hay moluscos que quedan a la vista, aves marinas que se aprovechan de esa circunstancia, se ven algas, quiza incluso trozos de madera de hace 10.000 años, anteriores a la última glaciación, cuando este lugar estaba cubierto por bosques. El lugar es extraordinario —uno de los pocos del mundo en donde se dan estas circunstancias y está bien conservado— y de hecho hay tres parques nacionales alemanes que protegen este ecosistema. Pero la sorpresa continúa cuando para volver desde la isla al continente el viaje se hace en ferry. Para entonces ya ha subido la marea y es el momento de navegar por el mismo lugar donde horas antes se ha caminado. ¿Has vivido alguna vez algo semejante? Esta experiencia se puede vivir en varios lugares de la costa alemana para llegar a diferentes islas. Los guías de WattWandern www.wattwandern.de ofrecen bastantes opciones.

fortsættes »

angelmbermejo@gmail.com