Langeoog: Skøn udsigt
Langeoog Island © TourismusMarketing Niedersachsen GmbH

Langeoog: Skøn udsigt

Et vandtårn, en 14 km lang sandstrand, imponerende landskaber ned op til 20 m høje klitter og natur som i drømme: det er den østfrisiske ø Langeoog. Den helt specielle charme lokker mange feriegæster til.

Langeoog ligger mellem Vadehav og Nordsø med sit areal på godt 20 km². Øen har altid været udsat for naturens kræfter, men alligevel er Langeoog den eneste af de østfrisiske øer, der hidtil har klaret sig uden kunstig kystbeskyttelse som diger o.lign. Men feriegæsterne kan alligevel føle sig sikre, for klitterne giver en naturlig beskyttelse ud mod Nordsøen, og ind mod Vadehavet beskytter Flinthörn- og Osterdeich mod Nordsøens stormfloder. Om sommeren har de øens gæster mulighed for at besøge øens vartegn, vandtårnet fra 1909, og herfra kan de nyde øens bedste udsigt. Nationalparken Niedersächsisches Wattenmeer viser sig i hele sin skønhed. Men en smule held kan man også opleve en af Tysklands største kolonier af sølvmåger.

Langeoog er bilfri, og i højsæsonen erklæres desuden også de to hovedindkøbsstrøg for cykelfri zone. Der er altså fri bane for afslappet shopping i den friske nordsøluft. Den, der også interesserer sig for øens historie, skal besøge Langeoogs skibsfartsmuseum med det store nordsøakvarium. En oplevelse for hele familien.

En sympatisk specialitet se spå Langeoog i opdelingen af badestrandene i forskellige områder, som f.eks., en ikkeryger-strand. Andre strandområder er ungdomsstrand, surfstrand, hundestrand, sportsstrand og drageflyverstrand. Kort sagt: noget for enhver.

Oplev Rejselandet Tyskland på kortet

Tilføj dine favoritter her. Gem, sorter, del og print dit valg og planlæg hele din Tysklandsrejse.

Antal valgte favoritter

Det siger rejsende fra hele verden

Walk in the mud

Walking in the sea bed

Frente al litoral noroeste de Alemania, entre Dinamarca y los Países Bajos, se encuentran las islas Frisias. Es un rosario de islas arenosas que, hace siglos, eran las dunas que se extendían a lo largo de la costa. Un largo proceso de erosión llevó la costa hacia el interior. La extensión de agua que hay entre las islas y la costa actual es el mar de Frisia, un lugar lleno de sorpresas y donde se pueden vivir experiencias sorprendentes. En esta región las mareas son muy fuertes y, dado que el mar de Frisia es muy poco profundo, durante la bajamar queda expuesto el fondo. Es una gran llanura formada por lodos, una especie de marisma por la que se puede caminar. De hecho se puede llegar caminando hasta las islas que, en lugares como Neuharlingersiel, se encuentran a unos diez kilómetros de distancia. ¿Caminar por el barro es una experiencia interesante? Eso mismo me preguntaba yo antes de iniciar un paseo con WattWandern, los guías que te descubren los secretos de este mundo insólito. Un recorrido completo implica tres o cuatro horas de paseo por lo que en realidad es el fondo del mar. Es el momento de observar la vida que bulle en ese ecosistema: hay moluscos que quedan a la vista, aves marinas que se aprovechan de esa circunstancia, se ven algas, quiza incluso trozos de madera de hace 10.000 años, anteriores a la última glaciación, cuando este lugar estaba cubierto por bosques. El lugar es extraordinario —uno de los pocos del mundo en donde se dan estas circunstancias y está bien conservado— y de hecho hay tres parques nacionales alemanes que protegen este ecosistema. Pero la sorpresa continúa cuando para volver desde la isla al continente el viaje se hace en ferry. Para entonces ya ha subido la marea y es el momento de navegar por el mismo lugar donde horas antes se ha caminado. ¿Has vivido alguna vez algo semejante? Esta experiencia se puede vivir en varios lugares de la costa alemana para llegar a diferentes islas. Los guías de WattWandern www.wattwandern.de ofrecen bastantes opciones.

fortsættes »

angelmbermejo@gmail.com