Rápida o sosegadamente, pero siempre con comodidad: de viaje por Alemania

La infraestructura de transportes alemana es una de las mejores de Europa: no solo por su longitud, sino también por la buena conexión de su red de transportes, que permite llegar a cualquier lugar rápidamente y sin dificultad.

Un total de 12.700 kilómetros de autopista atraviesan el país y por sus casi 35.000 kilómetros de red ferroviaria se desplazan los viajeros hasta unas 5.400 estaciones de tren. Quienes opten por el avión, tienen a su disposición más de 40 aeropuertos. Y quien prefiera visitar el país a un ritmo más sosegado, podrá descubrir las regiones alemanas desde vías secundarias, por ejemplo a lo largo de una de las más de 150 rutas temáticas, o disfrutar de un viaje por el interior en alguno de los trenes regionales.

No importa si tiene que llegar rápidamente a un congreso o quiere descubrir Alemania a su ritmo: use el medio de transporte que más le convenga.

Viajar en coche

Viajar en tren

Viajar en autobús

Viajar en avión