Düsseldorf

Düsseldorf: pasarela de Alemania.

Cuando Düsseldorf presenta las últimas novedades en alta costura y prêt-à-porter, no solo acuden a la cita los alemanes, sino todo el sector internacional de la moda en masa. The Gallery Düsseldorf surgió a raíz de la que en su tiempo fue la mayor feria de moda del mundo: Igedo. Actualmente, este espacio a orillas del Rin abre sus puertas dos veces al año convirtiéndose en la meca de diseñadores y compradores de todo el mundo.

Düsseldorf es la ciudad más influyente de Alemania en la industria de la moda y este certamen marca las tendencias de lo que se llevará la próxima temporada. Más de 800 salones de muestras presentan, no solo durante la feria, las últimas creaciones de los modistos y diseñadores, mientras que en las exclusivas boutiques de la avenida Königsallee se sucumbe demasiado fácilmente a su inmediata adquisición. Marco Polo, Hugo Boss, Strellson y Calvin Klein son algunas de las atractivas marcas que se concentran en esta calle, junto con Armani, Bulgari, Gucci, Jil Sander, Prada, Tiffany & Co. o Versace, formando una seductora red de buen gusto.

A fin de cuentas la Königsallee, la "Kö" para los amigos, es una de las pocas calles conocidas internacionalmente. Merece pues recibir el nombre de bulevar, porque es justo en esta arteria donde late el corazón comercial de Düsseldorf, capital de las compras. En esta larga pasarela de escaparates, flanqueada por bellos castaños centenarios, se trata de ver y ser visto, y de presentar solo el mejor perfil. Sin embargo, la moda y las compras no solo quedan circunscritas a la famosa "Kö". Quien sienta verdadera pasión por cosas realmente bellas y especiales, quedará fascinado por toda la ciudad de Düsseldorf. Como las que pueden encontrarse en la calle Schadowstrasse, por ejemplo. O en el idílico barrio de Carlstadt, morada de anticuarios, galerías y marchantes de arte. Y no nos olvidemos del casco antiguo, con su aire desenfadado y sus tiendas de moda poco convencionales, que también han animado a numerosos establecimientos vanguardistas a instalarse aquí. Asimismo, un sinfín de bares, tascas y clubes muy diversos forman la que se conoce como la "barra más larga del mundo". Existen pues opciones suficientes para descansar y recuperarse de la ruta de tiendas y compras. También puede aprovechar la ocasión para lucir lo que un poco antes había estado expuesto en los escaparates o mostrado en alguno de los showrooms.

En las múltiples callejuelas comerciales del centro, ir de compras es todo un placer incluso en un día de lluvia. Impresiona la calidad, la selección y el espléndido ambiente de Schadow Arkaden, Sevens, Kö Galerie y Stilwerk. Además, próximamente se inaugurará otro puntal destacado de la cultura comercial de la ciudad: el Kö-Bogen. No obstante, quienes busquen comprar a precios más asequibles, también encontrarán una buena oferta en la ciudad. Por ejemplo, en las Düsseldorf Arcaden, situadas alrededor de la calle Lorettostrasse, o en el emergente barrio de moda Flingern se pueden encontrar productos realmente elegantes y originales, desmarcándose de las tendencias de las grandes masas. De todos modos, sería simplista definir la ciudad como paraíso de las compras y de la moda, porque Düsseldorf ofrece mucho más que esto. Los amantes de la cultura, por ejemplo, se sentirán como pez en el agua, con eventos como el Altstadtherbst (otoño en el casco antiguo) que atraen a miles de visitantes. El centro histórico también alberga muchos teatros, salas de conciertos, galerías de arte, numerosos monumentos históricos y magníficos parques y zonas verdes. Cultura a raudales. Los innumerables museos y la reconocida Academia de las Artes de Düsseldorf contribuyen en gran medida a la fama de esta ciudad cultural. Y cada cuatro años la Quadriennale, con su programa de exposiciones de gran calidad, ocupa el foco de atención del mundo artístico internacional.

Cabe mencionar también que Düsseldorf cuenta con la tercera comunidad japonesa más grande de Europa, después de Londres y París. En las inmediaciones del hotel Nikko, en la calle Immermannstrasse, se ha desarrollado el colorido Barrio Japonés, con supermercados, librerías, restaurantes y muchas más propuestas típicas de ese país. Pero si ya está cansado de moda, arte y cultura, puede finalizar el día en la Burgplatz, una de las plazas más bonitas de Alemania a la que acude toda Düsseldorf al terminar la jornada de trabajo o durante los fines de semana. Con vistas sobre el Rin, relájese saboreando una cerveza negra mientras disfruta del momento. Y si de repente le llama la atención que una gran cantidad de gente viste completamente a la última, ya sabrá el motivo.

 

Highlights

Descubra Alemania, destino turístico, en el mapa

Agregar aquí sus favoritos. Guarde, clasifique, distribuya e imprima su selección y planifique todo su viaje por Alemania.

0 favoritos seleccionados