Freudenstadt

La plaza del mercado de las oportunidades y las vivencias: Freudenstadt

La historia no siempre ha tratado bien a Freudenstadt: fuego, guerras y plagas han azotado esta pequeña ciudad de la Selva Negra una y otra vez a lo largo de los siglos. Es, por tanto, un gran motivo de satisfacción que sus habitantes la hayan reconstruido una vez tras otra, y que la hayan hecho más hermosa en cada ocasión, de manera que hoy es una verdadera obra de arte, llena de sorpresas y atractivos.

Freudenstadt es muy famosa por su Plaza del Mercado: es la más grande de Alemania y tiene una forma casi cuadrada; está rodeada por destacados edificios históricos y, sobre todo, por las hermosas casas con sus galerías de arcos en las que docenas de pequeñas tiendas esperan a su respetada clientela. Las cincuenta fuentes de agua que proporcionan un microclima muy agradable en verano dan a la plaza un ambiente liviano y alegre.

Corderos y frondosa vegetación: la Selva Negra

En el centro de la Plaza del Mercado se sitúa actualmente la Casa de la Ciudad, que presenta, entre otras, la exposición «Entre la reconstrucción y el milagro económico: un viaje en el tiempo a los años cincuenta». La iglesia municipal evangélica constituye otro de los monumentos especiales de la plaza; sus dos naves forman un ángulo recto, de manera que hombres y mujeres solo podían atender al servicio religioso limpiamente separados; el altar y el púlpito están colocados en el centro, de forma que el pastor tiene siempre a la vista a sus ovejas. También hay muchas ovejas y corderos en los verdes y fértiles prados de la Selva Negra, una de las pocas regiones que puede ofrecer una naturaleza extremadamente rica con amplios y románticos bosques de abetos prácticamente intactos bajo el cielo azul, además de múltiples posibilidades de relajarse y practicar deporte y, por supuesto, las típicas aldeas de la Selva Negra, en las que las costumbres y festividades se mantienen y se celebran por todo lo alto. Todo ello se puede disfrutar de una manera especialmente hermosa siguiendo la ruta Schwarzwaldhochstraße; en los 60 kilómetros que separan a Freudenstadt de Baden-Baden se ofrecen unas vistas extraordinarias hacia los valles de la Selva negra, el Valle del Rin, la Alsacia e incluso hasta los Vosgos.

Experimentos y buenas vistas: mundo de aventura y la torre Friedrichsturm

Un museo y una presencia fascinante a la vez es Experimenta, un museo de actividades que proporciona una perspectiva asombrosa sobre la naturaleza y la técnica. Bajo el lema «ver, admirar y comprender», los visitantes viven de cerca determinados fenómenos de la vida diaria y de la naturaleza en una exposición permanente que permite tocar, probar y participar. A no pocos negados para las ciencias naturales se les ha encendido aquí una bombilla. También se abren interesantes perspectivas y vistas en lo alto de la torre Friedrichsturm, una torre panorámica de 739 metros de altura, erigida en 1899 con ocasión del 300 aniversario de la ciudad. A 25 metros de altura la torre ofrece una vista fantástica sobre Freudenstadt y el norte de la Selva Negra. La torre está situada en el territorio de balnearios Kienberg y también resulta interesante para los que prefieren mantener los pies en el suelo, porque aquí les espera el camino de rosas más alto de Alemania, con una maravillosa mezcla de fragancias y colores.

 

Descubra Alemania, destino turístico, en el mapa

Agregar aquí sus favoritos. Guarde, clasifique, distribuya e imprima su selección y planifique todo su viaje por Alemania.

0 favoritos seleccionados