Fürth

Confianza en sí misma y alegría de vivir: Fürth

¿Todavía estamos en Núremberg o ya estamos en Fürth? Eso nunca se sabe muy bien. Ambas ciudades han crecido hasta juntarse con el paso del tiempo y entre los centros de ambas ciudades solo median siete kilómetros. Por consiguiente, merece la pena visitar Fürth, una ciudad con una historia propia, con plena conciencia de su valía y con una forma de vida relajada y amistosa.

M�s de 1000 monumentos y un hermoso pedazo de Florencia
La conciencia hist�rica y el orgullo que los habitantes de F�rth sienten por su hermosa ciudad pueden palparse por todas partes. No sin raz�n, como demuestra su acogedor centro hist�rico. Alrededor de la Gauklerbrunnen (fuente de los juglares) encontramos varios conjuntos arquitect�nicos magn�ficamente conservados de los siglos XVII y XVIII. Cada casa es diferente: la forma del tejado, la altura, el estilo o la configuraci�n de las fachadas cambian en alegre sucesi�n. Alrededor de la Gustavstra�e se alinean una taberna tras otra, y en verano todo el barrio parece ser una �nica cervecer�a al aire libre. Solo en el centro hist�rico hay exactamente 1169 monumentos, una densidad que se encuentra entre las m�s altas de Alemania. Impresiona el Ayuntamiento que recuerda mucho al Palazzo Vecchio de Florencia en cuanto al estilo y por su gran torre cuadrada de 55 metros de altura, que se ha convertido en el emblema de la ciudad; una comparaci�n que demuestra que los habitantes de F�rth no pecan precisamente de falsa modestia. Algunas calles principales, con muchos edificios de los siglos XIX y XX, impregnan tambi�n la imagen del centro de la ciudad, como por ejemplo, el paseo Hornschuchpromenade, con sus hermosas casas del �ltimo tercio del siglo XIX y del Jugendstil.

Historias de la radio, cajas tontas y hermosos recuerdos
El nuevo Museo Municipal de F�rth, que recibe el nombre de Ludwig Erhard, el padre del �milagro alem�n� de los a�os 50 y nacido en F�rth, presenta, por decirlo de alguna manera, un resumen de la milenaria historia de la ciudad a trav�s de un apasionante viaje en el tiempo. El Museo de la Radiodifusi�n es una muestra de que F�rth tambi�n fue un centro de desarrollo de la radio y la televisi�n: doce estaciones presentan el arco existente entre los proleg�menos e inicios de la historia de la radio en los a�os 20, pasando por la historia de la radio y la televisi�n en la antigua RDA, hasta la actualidad y el futuro de los medios audiovisuales.

Si busca descanso tras el torrente de im�genes vivido en el Museo de la Radiodifusi�n, lo encontrar� en el parque Stadtpark. Erigido con ocasi�n de la exposici�n jardin�stica �Gr�nen und Bl�hen� (Verdor y florecimiento), de 1951, contin�a siendo hoy en d�a un monumento jardin�stico de relevancia en todo el pa�s. Es el punto de encuentro para enamorados y un oasis de tranquilidad, del que todos los habitantes de la ciudad guardan preciosos recuerdos. Buenos recuerdos: eso es lo que los visitantes se llevan de F�rth.

 

Descubra Alemania, destino turístico, en el mapa

Agregar aquí sus favoritos. Guarde, clasifique, distribuya e imprima su selección y planifique todo su viaje por Alemania.

0 favoritos seleccionados