Edad Media en vivo y un futuro común: Görlitz
Görlitz ©Europastadt GörlitzZgorzelec GmbH (Sabine Wenzel)

Edad Media en vivo y un futuro común: Görlitz

Görlitz, la ciudad más oriental de Alemania y, para muchos, también la más hermosa. No es ninguna sorpresa, si se tiene en cuenta que exhibe ante sus sorprendidos visitantes más de 3500 monumentos —muchos de ellos restaurados con esmero—, que se remontan a 500 años de antigüedad. Entre unas fachadas ricamente decoradas, poderosas instalaciones defensivas e iglesias venerables, descubrimos una ciudad maravillosa, joven y acogedora.

Bien es cierto que Görlitz es una ciudad dividida en dos —la parte oriental ya pertenece a Polonia y se llama Zgorzelec—, pero aquí no se percibe ninguna división. Tender puentes: este podría ser el lema común de Görlitz y Zgorzelec. Este sentimiento se percibe, sobre todo, en las grandes celebraciones de la ciudad: por ejemplo, en el Festival Dreiland de cortometrajes, con aportaciones de Alemania, Polonia y la República Checa, o en el Festival Via Thea de teatro en la calle, en el que participan artistas y grupos teatrales de toda Europa, y, naturalmente, la Zgorzelecer Stadtfest, una fiesta que se celebra siempre a finales de agosto, en el mismo fin de semana que la fiesta Görlitzer Altstadtfest. Una fiesta doble, que no tiene parangón en ningún otro lugar, y que supone un motivo de alegría sin fin también por partida doble.

Edad Media, Jugendstil y 4000 juguetes

El encanto de Görlitz —una ciudad que prácticamente no sufrió daños durante la guerra— no solamente lo constituye su aire medieval, ni sus fiestas y festivales, sino que sus distinguidas calles y plazas de la época de los fundadores y sus hermosos edificios de Jugendstil, con sus innumerables detalles encantadores, son un componente importante de su atractivo. El centro comercial Kaufhaus am Demianiplatz ofrece una experiencia de compras muy particular: es una joya en puro estilo Jugendstil, que ha superado los años y los cambios prácticamente intacta, y que dispone de un gran patio de luces y de unas superficies comerciales configuradas a manera de galería. Muy cerca se puede admirar también el Schönhof, una antigua casa de cervezas y uno de los edificios más bonitos de la ciudad. Actualmente en el Schönhof se alberga el Museo de Silesia: artesanía de los siglos XVII a XIX, así como obras de artesanía y artículos industriales y de arte del siglo XIX y principios del XX. En el Museo del Juguete de Görlitz no solo se divierten los niños: más de 4000 juguetes de la región de la Erzgebirge nos transportan al mundo del juego desde 1850 hasta la actualidad.

Lo que Brad Pitt rodó en Görlitz

Görlitz es también una primera referencia como escenario cinematográfico. Una escena ante el Ayuntamiento, por ejemplo, con su reloj de 1524, transmite Renacimiento puro a la pantalla como por arte de magia. Ya en tiempos de la antigua RDA aquí se rodaban continuamente películas históricas y basadas en cuentos; tras la reunificación, Görlitz se transformó también en el París del siglo XIX y, no hace mucho, Brad Pitt y sus amigos esparcieron el miedo por la ciudad en «Malditos bastardos». Es posible que vinieran para probar la cocina rústica alemana que ofrece Görlitz. «Zur schwarzen Kunst», un antiquísimo restaurante con chimenea, sótano abovedado auténtico y terraza al aire libre, es uno de esos lugares, en los que se puede comer bien y disfrutar al mismo tiempo de la belleza de Görlitz.

 

Descubra Alemania, destino turístico, en el mapa

Agregar aquí sus favoritos. Guarde, clasifique, distribuya e imprima su selección y planifique todo su viaje por Alemania.

0 favoritos seleccionados