Johannes Gutenberg, el hombre del milenio

Bien pensado y bien hecho.

Si algo ha habido siempre en Alemania son personas ingeniosas, aficionadas a las manualidades y con buenas ideas. Y sus inventos han dejado una huella en todo el mundo hasta nuestros días. Tanto si hablamos de la aspirina como del airbag, de los enanitos de jardín o del árbol de Navidad, debemos saber que muchas de las cosas que hacen que nuestras vidas sean más sencillas, bonitas y seguras son originarias de Alemania. Siga los pasos de importantes ingenieros y osados visionarios, y llegue hasta el presente.

La leyenda dice que el origen del árbol de Navidad se remonta al año 1419. Se dice que los panaderos de Friburgo decoraron un árbol con dulces y galletas. Y que les dieron permiso a los niños para saquearlo el primer día del año. No se sabe si la leyenda es auténtica o no, pero lo que sí está claro es que el árbol decorado ha cruzado fronteras y ha llegado a todo el mundo. Forma parte de la Navidad tanto como los regalos y los villancicos. El mayor árbol de Navidad del mundo puede verse todos los años en el Mercado de Navidad de Dortmund .

más »

Johann Weck, que nació en 1841 en el barrio de Schneidhain de Königstein, consiguió en 1895 la patente y el derecho de venta en exclusiva para los tarros de conserva. Los tarros de conserva, llamados en Alemania «Weck-Gläser», con el famoso logo de la fresa, todavía se siguen utilizando hoy en día para conservar alimentos de todo tipo preservando todo su frescura, sabor y aroma característico durante varios años.

más »

Discos de 78 RPM, LP, casetes de música y CD: todos empezaron su marcha triunfal en Baja Sajonia . El inventor de Hanóver Emil Berliner creó en 1887 el disco de 78 RPM y, al mismo tiempo, el gramófono. Su hermano fundó más tarde la Deutsche Grammophon Gesellschaft, conocida como PolyGram. Con el disco LP, el casete de música y el disco compacto, o CD, siguieron otros revolucionarios inventos.

más »

En el año 1903 el técnico experto en cristal Reinhold Burger inventaba el termo. La aparición de un recipiente que podría mantener la temperatura de su contenido sin utilizar productos químicos se consideró un invento revolucionario. Así, el termo ha demostrado ser un invento muy útil desde que se presentase por primera vez llegando a ser un objeto imprescindible de nuestro día a día. Una exposición sobre el termo y su historia de éxito puede admirarse en el Museumsdorf Baruther Glashütte de Brandeburgo, un pueblo dedicado al soplado de vidrio con casi 300 años de tradición.

más »

Los inicios del osito de peluche se encuentran en la pequeña ciudad de Giengen an der Brenz, donde Margarete y Richard Steiff abrieron un negocio de confección de objetos de fieltro. Un pequeño alfiletero en forma de elefante fue en 1877 el primer peluche que se creaba. Serían los inicios de una fulgurante carrera mundial. El boom llegó en 1902 con un oso con piernas y brazos móviles. Tuvo un gran éxito en los Estados Unidos, donde recibió el nombre del presidente de entonces, Theodore «Teddy» Roosevelt. El Steiff Museum de Giengen an der Brenz cuenta la emocionante historia del osito de peluche.

más »

A los berlineses siempre les gusta ir un paso por delante, así que no es de extrañar que el primer tranvía eléctrico del mundo viera la luz en la ciudad ya en 1881. Para recorrer el kilómetro de distancia que separaba la estación de Lichterfelte del Zehlendorfer Straße (la actual avenida Finckensteinallee), los berlineses pagaban 20 peniques, más de lo que un trabajador ganaba de media en una hora. Los visitantes del Museo Alemán de la Técnica de Berlín (Deutsches Technikmuseum) pueden hacerse una idea de la historia del tráfico ferroviario y rodado a lo largo de una superficie de exposición de más de 25.000 metros cuadrados.

más »

El compositor Richard Strauss era tan fanático del juego de skat, que incluso en su ópera «Intermezzo» incluyó una partida de skat. Este juego de cartas para 3 jugadores se jugó por primera vez en la ciudad de los naipes, Altenburg, en 1813 y hoy en día es uno de los más populares en toda Alemania. De la historia del skat y de las cartas en general se ocupa el Museo de los Naipes, situado en el Residenzschloss Altenburg, el más antiguo de este tipo. La ciudad, de más de 1.000 años de historia, también fascina al visitante con su impresionante palacio y su casco antiguo, perfectamente restaurado.

más »

Lúpulo, malta, levadura y agua. Y nada más. La Ley que regula la pureza de la cerveza en Alemania (Reinheitsgebot) es la normativa alimentaria más antigua del mundo que sigue en vigor, ya que regula los ingredientes que pueden contener las cervezas alemanas desde hace aproximadamente 500 años. El momento exacto cuando se estableció por primera vez esta ley no queda muy claro, y es algo de lo que se discute con pasión. Mientras que los fabricantes de cerveza bávaros muestran un documento del año 1516, los de Turingia reclaman que, con su Reglamento para establecimientos de restauración del año 1434, su Ley de Pureza es anterior. Pero, sea como sea, esto no afecta al placer de degustar una cerveza, ya que esta ley se cumple en todas partes.

más »

Alemania inspira

Más sobre la imagen

volver a Inventos

Herramienta para navegar sin barreras

Dos prácticas combinaciones de teclas permiten ampliar la imagen al navegar en la red:

Aumentar: +

Reducir: +

Para más ayuda, consulte con el proveedor de su navegador haciendo clic en el icono: