• 0
Persona en silla de ruedas descendiendo de una torre en el bosque suspendido Filu
Aficionado al «handbike» contempla las vistas del lago Chiem en los Alpes

Más rápido, más alto, más lejos.

Los amantes de las emociones fuertes y turistas con ambiciones deportivas encontrarán en Alemania un gran número de retos y desafíos. Y siempre con toda la asistencia que necesite. Para que todo el mundo disfrute, tanto si se es un deportista de élite como un ciclista aficionado. Y es que lo importante es participar.

El bosque suspendido "Filu" en Leck (Schleswig-Holstein) es el más septentrional de Alemania y también único en su categoría. Desde un parque de aventuras de cuerdas hasta un recorrido para personas con algún tipo de discapacidad, en el recinto de escalada diseñado por profesionales y con la asistencia de un monitor, todo el mundo tendrá la oportunidad de vivir su propia aventura.

En muchas regiones de Baja Sajonia existen estaciones de alquiler de bicicletas eléctricas y adaptadas. Recorrer cómodamente las colinas de la región montañosa del río Weser, o hacer frente al viento frontal por los llanos: con una bicicleta eléctrica todo resulta más rápido, más sencillo, más relajado.

El pabellón de esquí DKB en Oberhof es el primer pabellón de Alemania para practicar deporte de invierno nórdico. Dos kilómetros de pistas de esquí de fondo con un perfil variado de tramos permiten disfrutar de unas condiciones perfectas para esquiar y entrenarse, con una temperatura constante de cuatro grados bajo cero, tanto para aficionados como deportistas de élite, incluso en las disciplinas paralímpicas.

En Kanupark Markkleeberg, junto a Leipzig con el descenso de aguas bravas o en tubing se presenta uno de los parques acuáticos más modernos de Europa. Los profesionales de aguas bravas preparan a los audaces visitantes para la aventura. El vertiginoso descenso en balsa entusiasma a grandes y pequeños y también es viable para personas con discapacidad sin ningún conocimiento previo.

Practicar handbike en el brezal de Rostock: en Alemania se ha desarrollado un plan, disponible online, con una serie de rutas probadas para ciclismo, handbike, otros vehículos de dos ruedas o para senderismo en silla de ruedas. A esto se le añade el correspondiente programa de actividades.

En las rutas de handbike de diferentes longitudes y dificultad se puede contemplar el singular paisaje alrededor del lago Chiemsee, por las montañas de Chiem, a los pies de la Wendelstein y en el valle de los ríos Innfall y Mangfall. Los trayectos están claramente señalizados, existen aseos, duchas y aparcamientos adaptados a personas en silla de ruedas.

Viajando en dresina entre Staudernheim y Altenglan por el valle de Glan en el Palatinado podrá contemplar unas espectaculares vistas del paisaje. Además de las dresinas convencionales, existen otras eléctricas o con el accionamiento del handbike que permiten viajar de forma más pasiva y disfrutar de la naturaleza.