Especialidades de la A a la Z

Éste es el sabor de Alemania.

Que la cerveza y las salchichas «Bratwurst» formen parte de todas las fiestas y ferias es algo lógico, pero son solo una minúscula parte de todos los placeres gastronómicos que podrá encontrar en Alemania. Emprenda un viaje de descubrimiento gastronómico por Alemania. Le sorprenderá ver la gran variedad de tentaciones culinarias y deleites para el paladar que le esperan.

El punto álgido de las Navidades en los Montes Metálicos es el tradicional banquete conocido con el nombre de «Neunerlei» (literalmente, «nueve clases diferentes») que se celebra en Nochebuena. Este banquete, como su propio nombre indica, está formado por nueve platos distintos. Simbolizan los recuerdos y los deseos y muestran todo lo que uno ha conseguido. Forman parte de este banquete, por ejemplo, lentejas o guisantes, salchicha con chucrut, arenques o bocaditos de pescado con ensalada de manzana, ensaladilla de patata con salchichas, sémola, puré de mijo o caldo de escaramujo, asado de cerdo con albóndigas, leche con migas de pan y nueces troceadas, pan y sal, ciruelas asadas al horno.

más »

El pan dulce de frutas confitadas y especias de Dresde: los panaderos y obradores de la ciudad preservan esta tradición desde hace siglos. Aunque los ingredientes básicos del «Stollen» están fijados desde hace siglos, cada una de las 130 panaderías y pastelerías de la ciudad que lo elaboran utilizan su propia receta familiar. El pan dulce de frutas confitadas y especias de Dresde solo se elabora en la ciudad de Dresde y sus alrededores. El auténtico lleva siempre un sello de calidad que lo acredita como tal.

más »

Los «Pulsnitzer Pfefferkuchen», o panes de especias, se elaboran en la pequeña ciudad de Pulsnitz, en Oberlausitz, desde 1558 en ocho talleres artesanales y una fábrica especializada en este dulce navideño. Siempre durante el primer fin de semana de noviembre, la gente hace cola en el mercado de «Pulsnitzer Pfefferkuchen» para hacerse con esta deliciosa especialidad. En el museo-taller dedicado a los «Pfefferkuchen» situado en el edificio Haus des Gastes, los visitantes puede descubrir estos tradicionales dulces e incluso elaborar los suyos propios, durante 365 días al año.

más »

Si en el pasado era la bebida nacional de los frisones, el «Pharisäer», hoy es popular en todo Schleswig-Holstein. Este café muy caliente con ron, azúcar y nata resulta especialmente apetecible durante los días más fríos del año. Su origen se encuentra en la isla de Nordstrand, en el mar del Norte, y se remonta a mediados del siglo XIX. Igual de popular es el ponche con licor de huevo de Helgoland, una bebida caliente elaborada con yema de huevo, azúcar, ron y agua. Algunos incluso se atreven a decir que es capaz de dejar atontado al más fuerte de los marineros. Otros simplemente lo encuentran delicioso. Sea como sea, ¡salud!

más »

Circulan muchas leyendas acerca del origen de la pasta rellena «Maultaschen» de Suabia. Una cuenta que los monjes cistercienses del monasterio de Maulbronn (y de aquí vendría el nombre de «Maultaschen») no querían prescindir de la carne durante la Cuaresma. Así que, ni cortos ni perezosos, decidieron esconder este alimento prohibido de los ojos del Señor envolviéndolo con una masa. Este es el motivo por el cual estos raviolis también reciben popularmente el nombre de «engañabobos del Señor».

más »

Pepinillos en frascos de cristal o directamente del bidón, en sus versiones con especias, mostaza, ajo, notas ácidas o pimienta: los pepinillos de bosque del Spree son un delicioso tentempié que puede tomarse a cualquier hora del día. A lo largo de la ruta para bicicleta «Gurkenradweg», de unos 260 kilómetros, los ciclistas pueden ver todo el proceso de fabricación de los pepinillos, desde que son recogidos del campo hasta que llegan al frasco de cristal, así como descubrir las distintas variedades, a cual más deliciosa. Pero no todo se explica: las recetas de familia, guardadas bajo llave, son el secreto de este sabor inimitable.

más »

Con casi 2.000 km de litoral y más de 2.000 lagos, el pescado es el plato estrella de los menús de todos los restaurantes de Mecklemburgo-Antepomerania . Pero también directamente de la barca del pescador, recién ahumado, en bocadillo o si uno mismo lo ha pescado: el pescado del mar y de los lagos es de lo más sano. El pescado admite gran variedad de preparaciones: asado, ahumado, marinado o incluso rebozado en una masa hecha con cerveza. En la época de la Liga Hanseática, los arenques eran una de las principales mercancías con las que se comercializaba y aún hoy en día este pescado se sigue comiendo y disfrutando en toda la región durante las Semanas del Arenque, que se celebran en primavera.

más »

Las bayas de color anaranjado del espino amarillo son típicas de la vegetación de la costa alemana. Las bayas son ricas en vitamina C, como los cítricos, y son uno de los productos locales más energéticos e importantes, además de un recuerdo que todos los turistas quieren llevarse a casa, ya sea en forma de aceite, zumo, néctar, té, confitura y otros dulces; licor, vino y ponche, así como también en cosméticos. En Rügen incluso puede participarse en la cosecha de estas bayas dentro de una plantación.

más »

Herramienta para navegar sin barreras

Dos prácticas combinaciones de teclas permiten ampliar la imagen al navegar en la red:

Aumentar: +

Reducir: +

Para más ayuda, consulte con el proveedor de su navegador haciendo clic en el icono: