Especialidades de la A a la Z

Éste es el sabor de Alemania.

Que la cerveza y las salchichas «Bratwurst» formen parte de todas las fiestas y ferias es algo lógico, pero son solo una minúscula parte de todos los placeres gastronómicos que podrá encontrar en Alemania. Emprenda un viaje de descubrimiento gastronómico por Alemania. Le sorprenderá ver la gran variedad de tentaciones culinarias y deleites para el paladar que le esperan.

Una tarta que es como un árbol. La verdadera «Baumkuchen» de Salzwedel es la especialidad más conocida de Altmark. Este delicia se elabora desde hace ya más de 200 años. Para comerla, sin embargo, no se divide en trozos como una tarta, sino que se corta en forma de medialuna de la corona. Así es como mejor se aprecian los anillos interiores que recuerdan a los de un árbol.

más »

La «Frankfurter Kranz» es una tarta de crema de mantequilla en forma de corona que se compone de varios pisos de masa sablée, de Viena o de bizcocho y que representa Fráncfort , la ciudad de la coronación. Su forma simboliza la corona redonda, y el recubrimiento de la tarta con crocante recuerda al color dorado, mientras que las cerezas rojas con las que va rellena son el símbolo de los rubíes con los que estaba decorada la corona real. La primera mención a esta tarta se remonta al año 1735 y no puede faltar en ninguna mesa a la hora del café en Fráncfort.

más »

La tarta Selva Negra es el dulce pecado que esconde esta región. Da lo mismo si se elaboró por primera vez en 1915 en Radolfzell o en los años 30 en un café de Tubinga: de lo que no hay duda es que la tarta Selva Negra empezó su conquista mundial desde Baden-Wurtemberg. Los ingredientes más importantes son el aguardiente de cerezas («kirsch») de la Selva Negra, lo que le proporciona este característico sabor, y por supuesto las cerezas. Es decisión del pastelero poner más o menos cerezas dentro de cada tarta.

más »

La tradición de servir un té a los invitados, con azúcar cande y una cucharadita de nata por encima, sigue estando muy viva aún hoy en día en Frisia Oriental. Para ello se requiere una buena mano y no tener prisa, porque el auténtico té de Frisia oriental no puede removerse ni agitarse. Solo así, en tres fases, es como se obtiene el placer auténtico de tomar un té: empezando con un sabor suave acompañado de la nata, después con un toque amargo y, por último, con un sabor muy dulce. Para los más principiantes, tanto en el Museo del Té, en Norden, como en los bonitos pequeños cafés que se encuentran a lo largo de la costa se muestra cómo es la ceremonia del té en Frisia Oriental.

más »

Más de 3.300 establecimientos invitan a tomarse una cerveza Kölsch bien fresca en Colonia . Esta cerveza de alta fermentación se sirve tradicionalmente en vasos largos y delgados de 0,2 l denominados «Stangen» (cañas), y es por eso que los camareros, llamados aquí «Köbes», pueden llegar a sudar de lo lindo si la gente ese día tiene sed de verdad. Lo que siempre se encuentran los visitantes es la hospitalidad típica de la ciudad, siempre y cuando no pida una cerveza Pils.

más »

En el Ratskeller de Bremen , en el sótano del ayuntamiento, el encargado de la bodega sirve nobles caldos ya desde el año 1409. Con 650 variedades distintas, a cual más prestigiosa, el Ratskeller se enorgullece de tener la mayor de colección de vinos de Alemania. En la nave abovedada, entre columnas y ostentosos barriles, han sido numerosas las personalidades que han degustado vinos. Heinrich Heine, por ejemplo, encontró aquí la inspiración para escribir uno de sus poemas.

más »

Un total de trece zonas vitivinícolas conforman una oferta de vinos en Alemania de una diversidad extraordinaria. El paisaje más excepcional lo tiene el valle del Medio Rin, declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO, con la roca de Loreley, y la mayor zona vitivinícola es la de Hesse Renano. Ambas regiones se encuentran en Renania-Palatinado, que con un total de 6 regiones, es la tierra del vino alemana por excelencia. Aquí también es donde se corona a la reina del vino alemana, que se elige todos los años en el marco de la Fiesta de la Vendimia Alemana. Desde el año 1950, las jóvenes se encargan de representar los vinos alemanes por todo el mundo durante todo un año. Hasta ahora, sin embargo, ninguna se ha llamado Loreley.

más »

Herramienta para navegar sin barreras

Dos prácticas combinaciones de teclas permiten ampliar la imagen al navegar en la red:

Aumentar: +

Reducir: +

Para más ayuda, consulte con el proveedor de su navegador haciendo clic en el icono: