Ciudades y Cultura

El brillo de la Navidad: el romanticismo del Adviento

Christmas market, young couple in front of a christmas tree ©istock (Aleksandar Nakic)

Cuando una gruesa capa de nieve cubre la tierra, cuando las luces brillan en los abetos y el olor a clavo y canela llena el aire, es la época de Navidad. Ya sea horneando galletas, haciendo decoraciones navideñas o cantando canciones: numerosas tradiciones en Alemania crean atmósferas increíbles durante el mes de diciembre, y endulzan especialmente la espera de los niños ante la llegada de la Nochebuena, cuando Santa Claus trae los regalos.

"Adviento, Adviento, una pequeña luz está ardiendo. Primero uno, luego dos, luego tres, luego cuatro, luego el Niño Jesús está en la puerta," es como se oye la canción que los niños cantan durante la temporada de Adviento. Desean que llegue con todo su corazón el cuarto domingo de Adviento. Ese día, se encienden finalmente las cuatro velas de la corona hecha de ramas de abeto. Así sabemos que la Navidad está cerca.

Numerosas costumbres y tradiciones endulzan la oscura época de diciembre en Alemania y hacen que los días hasta Navidad pasen volando. Algunas tradiciones son antiguas costumbres invernales paganas, otras son de origen cristiano que se han ido extendiendo por todo el mundo. También hay muchas tradiciones regionales. En Sajonia, por ejemplo, los "mineros" con vestimenta tradicional caminan durante el Adviento por las calles en memoria de la época de las minas. En el Alto Palatinado, en cambio, un bendito retrato de la Virgen María se pasa de casa en casa durante la temporada de Navidad hasta que vuelve a la iglesia el 24 de diciembre.

Todo el país está de acuerdo en un punto. El Adviento, con su magia muy especial, las velas parpadeantes durante las largas noches de invierno, los seductores aromas del vino caliente y las galletas recién horneadas y las canciones que resuenan en las iglesias y mercados, es una de las épocas más hermosas del año. La temporada de Navidad es la mejor época para descubrir el lado romántico de Alemania.

Calendario de Adviento: abre 24 puertecitas mientras llega la Navidad


Advent calendar on the wall ©gettyimages (Nils Hendrik Müller)

En Alemania los calendarios de Adviento forman parte de las fechas prenavideñas igual que las galletas y el vino especiado caliente. Así se hace más corta la espera hasta el día de Nochebuena, sobre todo para los niños. El origen del calendario de Adviento se remonta a mediados del siglo XIX. Si en aquel entonces se contaban los días hasta la fiesta de Navidad arrancado hojas de calendario o con diversas estampas, hoy en día la mayoría de los calendarios de Adviento contienen dulces o pequeñas sorpresas. Son muchas las familias que confeccionan y rellenan amorosamente estos calendarios en casa. Tienen que estar terminados a más tardar la noche del 30 de noviembre porque del 1 al 24 de diciembre hay que abrir una puertecita o un paquetito cada día. En algunos municipios y ciudades se preparan calendarios de Adviento “a lo grande”. Por ejemplo, todos los años el ayuntamiento de Hanau, en Hesse, se transforma en un calendario de Adviento de proporciones gigantescas. Cada noche se abre una ventana con motivos iluminados tomados de los cuentos de los hermanos Grimm.

Diversión en invierno: muñecos de nieve con nariz de zanahoria


Germany: Happy Family Sledding On Snow Covered Field ©Getty Images (Robert Kneschke / EyeEm)

Cuando cae la primera nevada del invierno, los niños solo quieren salir a jugar fuera de casa. Se ponen sombreros calentitos y salen corriendo a la calle, a pesar del frío. Con asombro, miran al cielo, que sigue tirando copos de nieve. Tan pronto como el blanco esplendor cubre la tierra, la diversión comienza. Van juntando nieve hasta crear gruesas bolas, las ponen unas encima de otras y construyen un bonito muñeco de nieve. Le ponen una zanahoria en la nariz y, tradicionalmente, dos carbones por los ojos. Quizás también le colocan una gorra, un palo o cualquier otra cosa que se les ocurra. He aquí otro secreto: muchos de los "niños" ya son bastante grandes, porque construir un muñeco de nieve es una diversión que ni siquiera los adultos pueden resistir.

Zapatos fuera: Santa Claus trae manzanas, nueces y dulces


girl looking out the window on Christmas ©gettyimages (CLM Images)

Todos los años el 6 de diciembre los ojos de los niños brillan llenos de ilusión. El día de San Nicolás, que en el siglo IV fue obispo de la ciudad de Myra, en la actual Turquía, está vinculado con muchas tradiciones en todo el mundo cristiano. En Alemania la víspera de esa fecha los niños dejan sus botas bien limpias en la puerta de casa esperando encontrarlas al día siguiente llenas de golosinas, nueces, mandarinas y pequeños regalos. Según cuenta la leyenda por la noche San Nicolás pasa por las casas y premia a los niños buenos. A veces va acompañado por su ayudante, el mozo Ruprecht, y en las zonas rurales alpinas también visita las casas el terrorífico Krampus.

Diciembre para los comensales: galletas, gansos asados y asados.


baking christmas cookies ©Fotolia (M.Studio #122266475 (jetzt bei: https://de.stockfresh.com/image/7396692/baking-christmas-gingerbread))

La temporada de Adviento es la época de los festejos. Comienza ya a principios de diciembre con el horneado de galletas. A los niños les encanta amasar la masa, hacer forma a las galletas con moldes navideños y decorarlas con glaseado de colores, almendras o perlas dulces. Las estrellas de canela con glaseado de azúcar, nueces de pimienta picante y medias lunas de vainilla en polvo son especialmente populares. Algo que no puede faltar en las recetas culinarias navideñas es el Stollen de Navidad, que varía dependiendo de las recetas familiares, pero que sobre todo cuenta con masa de levadura, mantequilla, pasas y nueces. El Stollen de Navidad de Dresde es famoso en todo el mundo y se sigue cocinando según una receta especial desde el siglo XV. También las galletas de Navidad alemanas son muy populares en todo el mundo. El pan de jengibre, por ejemplo, es muy popular, especialmente como "Nürnberger Lebkuchen". Estos están acompañados por el jugoso Printen de Aquisgrán y el delicioso mazapán de Lübeck. En Nochebuena en particular, las familias alemanas tienden a ser más pragmáticas. La ensalada de patatas con salchichas está en los platos de mucha gente. Esta tradición es particularmente popular en Turingia y Sajonia. En los siguientes días de Navidad, se suele servir ganso asado con albóndigas y col roja o incluso carpa. En Schleswig-Holstein la gente prefiere comer pato.

El árbol de Navidad es el árbol más hermoso.


Girl hangs ornaments on the Christmas tree ©gettyimages (FatCamera)

Varios villancicos alemanes cantan al árbol de Navidad, de hecho, una conífera adornada con velas es el símbolo de los días navideños. La costumbre de colocar árboles de Navidad al aire libre en plazas importantes, en iglesias y en otros edificios se extendió desde el ámbito de habla alemana a todo el mundo a lo largo del siglo XIX. El árbol de navidad también forma parte de las celebraciones navideñas de la mayoría de las familias alemanas. A menudo toda la familia va a comprar estos árboles a puestos especiales de los mercadillos o incluso la gente los tala con sus propias manos en parcelas de bosque destinadas a tal efecto. En algunas familias es tradición que decore el salón durante todo el período de Adviento mientras que otras lo ponen en Nochebuena. Normalmente todos, grandes y pequeños, participan en la decoración del árbol que tiene un aspecto diferente en cada hogar: de reluciente color blanco, en verde y rojo, los colores tradicionales, con bolas de Navidad, figuritas de madera o cintas doradas y plateadas, con velas auténticas o eléctricas… A menudo esta decoración se hereda de generación en generación convirtiendo cada árbol de Navidad en una pieza única.

Nochebuena: ¿Niño Jesús o Santa Claus?


Decorated Christmas tree and many presents underneath. Christmas tree with lots of colorful decorations ©AdobeStock (VK Studio)

A diferencia de otros muchos países, en Alemania los regalos se reparten el 24 de diciembre. En algunas regiones de Alemania los regalos los trae el niño Jesús y en otras Papá Noel. Es cierto que Papá Noel, con su poblada barba blanca, es una invención reciente, pero ha logrado imponerse, sobre todo en el norte del país. Por el contrario, el niño Jesús con sus rizos dorados tiene más protagonismo en el sur. El 24 de diciembre muchas familias siguen la tradición de ir a la misa del gallo antes o después de abrir los regalos, aunque no vayan a la iglesia el resto de los días del año. En esas misas suele haber un ambiente muy especial. Las campanas tocan y toda la familia se pone en camino para encontrarse allí con otras familias, vecinos y amigos. En muchas iglesias se pueden admirar belenes que representan el nacimiento de Cristo con figuritas primorosamente talladas. También es bastante habitual que se represente la historia de la Navidad durante la misa en forma de portal de Belén viviente.

Sigue leyendo aquí para descubrir qué cosas emocionantes quedan por descubrir en el período previo a la Navidad.