Paseando por el mar de Frisia de Baja Sajonia con un vehículo especial y sillas de ruedas adaptadas
El mar de Frisia de Baja Sajonia, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO ©Wolfgang Gedat
Destinos de la A a la Z

Mar de Frisia de Baja Sajonia

Las familias con niños pequeños o las personas con discapacidad pueden descubrir cómodamente el mar de Frisia de Baja Sajonia, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, gracias a los vehículos adaptados a las mareas y a las sillas de ruedas. La isla de Langeoog, libre de automóviles y sin barreras, dispone de coches de caballos a modo de taxi.

Herramienta para navegar sin barreras

Dos prácticas combinaciones de teclas permiten ampliar la imagen al navegar en la red:

Aumentar: +

Reducir: +

Para más ayuda, consulte con el proveedor de su navegador haciendo clic en el icono: