Heilbronn

La ciudad junto al río y una muchacha amada: Heilbronn

En Heilbronn las virtudes suabas se enlazan con la forma de vida francona, la diligencia y el sentido de la tradición se encuentran con la tolerancia y la alegría frente a un buen vaso de vino. Integrada en un paisaje suave y de amplios espacios, y rodeada de extensos viñedos, Heilbronn gusta por su hermosa situación junto al río Neckar, por sus hermosas vistas y sus edificios históricos.

Heilbronn am Neckar: la ciudad vive de y con el río, y a veces también encima de él; hay incluso un barco-teatro, el único escenario flotante de todo el sur de Alemania. También es posible descubrir Heilbronn y su entorno a través de un viaje en uno de los muchos barcos que surcan el Neckar, y el barco-taxi de Heilbronn ofrece también excursiones exclusivas a través de los canales laterales y del puerto, uno de los puertos interiores más grandes del estado federado. Los habitantes de Heilbronn también se dirigen al río para disfrutar de su tiempo de ocio, por ejemplo, para patinar, montar en bicicleta o pasear relajados a lo largo del verde paseo ribereño. En verano, la «Hip Island», con su playa de arena y sus bares, seduce a propios y extraños hacia una elegante inactividad.

La ciudad y Käthchen

El Neckar y Käthchen, la heroína de la obra caballeresca de Heinrich von Kleist, es la segunda gran pasión de los habitantes de Heilbronn. No se sabe a ciencia cierta la relación que une a «Käthchen von Heilbronn» con la ciudad de Heilbronn, pero a sus habitantes les trae sin cuidado: ellos agasajan a «su» Käthchen como la muchacha que ha dado a conocer el nombre de la ciudad. Así, cada dos años se elige a la «Käthchen principal» y a dos suplentes en el marco de un baile de gala. La Käthchenhaus, una robusta casa de piedra en estilo gótico del siglo XIV, no recibiría este nombre hasta 1843, cuando las guías de viajes la bautizaron así. El Ayuntamiento de la ciudad también es un edificio muy interesante. No solo porque es un buen ejemplo del arte arquitectónico del modernismo temprano, sino por su fascinante reloj astronómico. Creado en 1580 por Isaak Habrecht, este reloj muestra en su interior los días de la semana y los correspondientes cuerpos celestes Sol, Luna, Marte, Mercurio, Júpiter, Venus y Saturno. Los meses aparecen en el círculo central, simbolizados por los doce signos del Zodiaco. En el círculo exterior se muestran los días, las semanas y los meses; cada cambio de hora va acompañado por una música, producida gracias a una maravilla de la mecánica. Ángeles que giran, tocan el trombón y golpean las campanas, carneros dorados que entrechocan sus cornamentas y un gallo que cacarea dentro de un nicho; todos ellos representan un maravilloso espectáculo que nadie que lo haya visto podrá olvidar jamás.

De vino y agua

También puede permanecer siempre en el recuerdo una velada que se alarga más de lo normal en virtud del buen vino que se sirve en muchos sitios de la ciudad; con más de 500 hectáreas de superficie de viñedos, Heilbronn es una de las comunidades vitivinícolas más importantes de Alemania. En caso de emergencia, la ciudad dispone también de cincuenta fuentes que refrescan a cualquier hora del día y de la noche.

 

Descubra Alemania, destino turístico, en el mapa

Agregar aquí sus favoritos. Guarde, clasifique, distribuya e imprima su selección y planifique todo su viaje por Alemania.

0 favoritos seleccionados