Schwerin

Schwerin: la ciudad de los siete lagos y las grandes artes.

Schwerin, con menos de 100.000 habitantes, es la capital más pequeña de los Estados federados de Alemania. Exquisitamente ubicada en un entorno pintoresco, a orillas de lagos en medio de una área urbana, en los que se reflejan tanto las nubes que se avecinan por el norte, como el símbolo de la ciudad, el Castillo de Schwerin. Un símbolo muy adecuado: es versátil, ligero, luminoso y cálido, como la propia ciudad.

Existen ilustraciones ya del año 965 sobre un castillo en medio de un lago de agua dulce, que los historiadores creen podría ser la actual Schwerin. Pero solo a partir de 1160 se fundaron los cimientos de la ciudad y se reconstruyó el castillo, que hoy goza de fama internacional como el Castillo de Schwerin. Unos pocos años más tarde, se erigió la primera catedral, el único monumento medieval de Schwerin que ha resistido el paso de los siglos, a pesar de haber sufrido varias transformaciones. Por razones de espacio, fue necesario derribar la primera catedral, a excepción de la torre. Pronto, la iglesia episcopal románica, consagrada en 1248, tampoco sería suficiente para satisfacer las elevadas pretensiones del conde Enrique de Schwerin quien había traído de una Cruzada una gota de sangre, supuestamente de Cristo, denominada la reliquia de la Santa Sangre. Debido a que esta requería un lugar de conservación que pudiera acoger la avalancha de peregrinos que acudían a verla, alrededor del año 1270 se construyó la nueva catedral, que en épocas posteriores se convirtió en una de las iglesias de peregrinaje más relevantes al noreste del Imperio Alemán. Es la ciudad de los siete lagos, la Florencia del norte, la ciudad catedralicia, la ciudad residencial: en la actualidad, Schwerin posee muchos nombres. Y todos son apropiados, porque la ciudad es el resultado de una mezcla muy lograda entre naturaleza y arquitectura, grandes y pequeñas obras de arte y testimonios de su dilatada historia. Quien recorra el empedrado de la Plaza del Mercado y las callejuelas del casco antiguo, quien en el distrito central de Schelfstadt perciba el efecto del enorme conjunto arquitectónico histórico contiguo y admire la belleza del palacio, inmediatamente se dará cuenta de que Schwerin tiene mucho que ofrecer y con lo que disfrutar.

El emblema de la ciudad es el palacio, ubicado fabulosamente en una isla entre el lago Schwerin y el lago del palacio. En los alrededores merece la pena visitar, sobre todo, los jardines del castillo, el Museo Estatal, la Columna de la Victoria o Siegessäule, el antiguo palacio Altes Palais, el Marstall (caballerizas) y el edificio clasicista de la Cancillería. Los amantes de la cultura quedarán prendados de esta ciudad por la diversidad de representaciones que ofrece en el Teatro Estatal de Mecklemburgo con numerosas localizaciones, entre las que se hallan "Konzertfoyer", "E-Werk", el pub con sesiones teatrales werk3, sin olvidarnos del teatro de marionetas. La temporada cultural culmina con el indudablemente mayor festival de ópera conocido, que ya cuenta con renombre internacional: el grandiosoFestival del Castillo. Las puestas en escena de Puccini y Verdi ante un marco fabuloso entre los jardines de palacio o en el patio interior del palacio atraen a más de diez mil espectadores a Schwerin cada año.

También los museos de Schwerin, y sobre todo los museos estatales, tienen categoría de museos de capital de estado. La galería de Antiguos y Nuevos Maestros alberga colecciones de pintores flamencos y holandeses de los siglos XVI a XVIII, e incluso se pueden contemplar obras de arte conceptual de Marcel Duchamp.

También la programación de eventos es digna de mención: Schwerin es el escenario del Festival de Mecklemburgo-Pomerania Occidental; en mayo se celebran el Festival de Cine y el desfile de la "Weiße Flotte" (flota blanca con barcos de recreo); en junio y julio tienen lugar el "Töpfermarkt" (mercado de cerámica y culinario), la carrera de los Cinco Lagos, el Christopher Street Day y el festival de los "botes dragones", y más tarde el festival del centro histórico y la fiesta del vino, así como las jornadas literarias de Schwerin. El calendario anual de eventos finaliza con el mercadillo navideño de Mäkelborg. Se trata de un programa ambicioso para esta pequeña capital, en la que todo el mundo espera con ilusión la llegada de la nueva temporada y, por supuesto, la llegada de los muchos turistas que están deseando volver. Esperamos contar con su presencia en la siguiente ocasión.

 

Lo más destacado
Highlights

Descubra Alemania, destino turístico, en el mapa

Agregar aquí sus favoritos. Guarde, clasifique, distribuya e imprima su selección y planifique todo su viaje por Alemania.

0 favoritos seleccionados