Gotinga

Gotinga: grandes espíritus, intelectuales y la Gänseliesel.

No es cierto que sea necesario tener un título de doctorado para visitar Gotinga. Pero sí es aconsejable en esta ciudad, que parece vibrar de tanta sabiduría pura y que está impregnada como ninguna otra ciudad de Alemania de la vida académica y estudiantil. No en vano 44 ganadores de un Premio Nobel proceden de Gotinga, o han estudiado, investigado o enseñado en la ciudad.

La Universidad de Gotinga domina el paisaje urbano, consciente de su propia valía, con su edificio principal clasicista en el centro de la ciudad, erigido en 1737 por el príncipe elector Jorge II de Gran Bretaña y Hannover. Toda la ciudad está salpicada de placas conmemorativas de mármol blanco rememorando a los más de 300 intelectuales famosos de Gotinga; todo un viaje por la historia intelectual de Europa. El casco antiguo, rodeado de la muralla medieval, acoge numerosos edificios históricos y el emblema de Gotinga, la Gänseliesel (niña de los gansos), la escultura en Jugendstil situada ante el Antiguo Ayuntamiento. Una pobre muchacha que cuida de sus gansos y, que a la vez, es la adorada de los recién doctorados. Según la costumbre, tras haber aprobado el examen, los estudiantes le dan un beso en la mejilla, con lo que la han convertido en la chica más besada del mundo (o al menos de Gotinga).

Al igual que la vida intelectual, la vida cultural de la ciudad también alcanza los mayores estándares. En este aspecto, cabe citar ante todo los festivales internacionales de Händel, celebrados a principios de verano; la semana Cultural del Baile en otoño y, muy recientemente, el Salón Clavier, donde jóvenes solistas, premiados a escala internacional, actúan en el marco de una serie de audiciones de música de cámara. Desde 1978, cada primer fin de semana de noviembre se celebra el Festival de Jazz de Gotinga, desde 2006 se festeja la "Indoor-Altstadtfest" y casi todas las noches retumban los ecos de las bandas que tocan en el Nörgelbuff, el club con actuaciones en vivo y en directo más famoso de la ciudad. El otoño también es literario. Desde 1992 y por un periodo de diez días se celebra anualmente el Otoño Literario de Gotinga en el Antiguo Ayuntamiento y en el Teatro Alemán. Además, el Centro Literario de Gotinga mantiene un programa durante todo el año, en el que no solo participan escritores y escritoras, sino también artistas de otros campos relacionados. Como ve, en Gotinga la temporada nunca se acaba. Por otro lado, el que prefiera algo más de tranquilidad, puede visitar la Colección de Arte Etnográfico o algún otro de los importantes museos de la ciudad. No importa dónde esté, en Gotinga siempre se sentirá a gusto. Con o sin birrete.

 

Descubra Alemania, destino turístico, en el mapa

Agregar aquí sus favoritos. Guarde, clasifique, distribuya e imprima su selección y planifique todo su viaje por Alemania.

0 favoritos seleccionados