Hamelín

Donde se tiene cariño a las ratas: Hamelín

Integrada en las suaves colinas del sistema montañoso Weserbergland se encuentra Hamelín, punto de partida de bonitos paseos, rutas de senderismo y bicicleta o excursiones en lancha o en barco. Y, naturalmente, una oportunidad inmejorable de entablar amistad con un pequeño animal del que se suele huir, la rata, que aquí nos muestra su lado más agradable.

Hamelín presenta una imagen histórica restaurada de forma ejemplar, con sus hermosas casas de entramado y de piedra arenisca, muchas de las cuales proceden del Renacimiento. El núcleo más representativo del centro histórico lo constituyen la Osterstraße y el Pferdemarkt (mercado de caballos), y entre ambos se enlazan pequeñas callejuelas llenas de un apacible encanto, que invitan a pasear y a hacer compras por sus cafés, sus agradables locales, sus acogedoras terrazas al aire libre y sus pequeñas tiendas.

Ratas por todas partes y, sin embargo, diversión a raudales

Si se sigue la pista de las ratas, miles de estos pequeños animalitos situados sobre el empedrado nos indican el camino a seguir hacia los monumentos de la ciudad. Por supuesto, muchas de ellas tienen que ver con la leyenda según la cual en 1294 un cazarratones al que se negó su paga se llevó de la ciudad a todos los niños de Hamelín con ayuda de los seductores acordes de su flauta y nadie volvió a verlos nunca. La casa del flautista, uno de los edificios renacentistas más grandes y hermosos, está ubicado en el centro de la ciudad, en recuerdo de este suceso. Con todo, el restaurante situado dentro del edificio se puede visitar sin ningún inconveniente; su cocina tiene fama de ser excelente. También la casa de bodas Hochzeitshaus está influida por la temática de las ratas: el carrusel de figuras que saca a pasear al flautista varias veces al día es un espectáculo digno de ver, y el flautista también está presente acústicamente cuando, a las 9:35 h, el carillón de la Hochzeitshaus toca la melodía del cazarratones; a las 11:35 h le sigue la canción Weserlied. Desde mayo hasta mediados de septiembre, las 12:00 h del domingo es la hora de la función al aire libre del Flautista: alrededor de 80 actores vestidos en trajes históricos representan la partida de los niños de Hamelín. Y si en todo el país el musical «Cats» ha cosechado éxitos, en el escenario musical de esta ciudad el espectáculo «Rats» es un éxito perenne. Por último, la «Tanzende Ratte» (la rata bailarina), instalada a siete metros de altura y visible a gran distancia a lo largo del Weser, es un enfoque muy particular del mismo tema: aquí la rata baila, fresca, feliz y traviesa a merced del viento.

El otro Hamelín

¿Le parece suficiente? Sin una sola rata se presentan los hermosos edificios eclesiásticos de la ciudad, como la catedral de San Bonifacio, originaria del siglo IX, que es la iglesia más antigua de la ciudad. O la Iglesia del Mercado St. Nikolai, erigida también antes de 1200, así como la Garnisonskirche, un edificio barroco sencillo pero hermosísimo, de 1713. También se puede dar gusto al cuerpo en el centro comercial ubicado en los terrenos de la fábrica HefeHof: tiendas de cultivo biológico, una tienda de vinos, mercados especializados y restaurantes internacionales completan la visita a Hamelín de la forma más agradable.

 

Descubra Alemania, destino turístico, en el mapa

Agregar aquí sus favoritos. Guarde, clasifique, distribuya e imprima su selección y planifique todo su viaje por Alemania.

0 favoritos seleccionados