• 0

Colonia, o cuando la alegría de vivir tiene nombre propio.

Si existe un gen responsable de la alegría de vivir y de la pasión por la fiesta, seguro que a los habitantes de Colonia les han tocado varios de ellos. Y es que Colonia es algo más que una ciudad que nace del corazón; es un sentimiento o una forma de enfrentarse a la vida mirando siempre el lado positivo. Y para eso, la ciudad cuenta además con el Carnaval, la cerveza "Kölsch" y, por supuesto, la catedral de Colonia.

Al grito de "Kölle alaaf", la ciudad decreta el estado de excepción, o lo que es lo mismo, arrancan los carnavales, también llamados "Fastelovend". Un delirio total y una absoluta exaltación son descripciones a todas luces insuficientes para relatar lo que ocurre durante la semana antes del Miércoles de Ceniza en la ciudad catedralicia. Obviamente, en Colonia el Carnaval también comienza el 11 del mes 11, a las 11 y 11 horas, e igual que en todas partes, finaliza el Miércoles de Ceniza. Pero eso es prácticamente lo único con lo que el Carnaval de Colonia coincide con otros. Cuando el festejo inunda las calles de la ciudad, no cabe duda: el Carnaval de Colonia pertenece a una liga especial. Para lograr esta alegría especial de Colonia, a menudo ampliada a lo largo de todo el año, se encuentran las acogedoras y auténticas tabernas que rodean el Antiguo Mercado y la plaza Heumarkt, o las grandes cervecerías repartidas por todo el casco antiguo. En ellas fluyen ríos de cerveza "Kölsch", la bebida oficial de Colonia, se sirven las especialidades de Renania y el ambiente es casi siempre tan relajado, amable y alegre, que se podría pensar que en esta ciudad siempre es Carnaval. Cada clase de "Kölsch" tiene un sabor típico y, por supuesto, su propia cervecería. Si nota que los camareros, a los que aquí se llama "Köbes", no se dejan influir por el ambiente festivo, la razón está clara: todo "Köbes" que se precie debe mostrar cierto grado de irascibilidad. Lo único que limita algo la alegría de vivir de los habitantes de Colonia es el hecho de que a unos 30 kilómetros río abajo se encuentra Düsseldorf, la ciudad hermana, algo más refinada y lozana, cuya existencia se considera una concatenación de circunstancias adversas.

Sobre todo los fines de semana, los lugareños y turistas, jóvenes y estudiantes recorren las innumerables discotecas, clubes, bares, restaurantes y salas, principalmente en el barrio estudiantil de Kwartier Latäng, pero también en los barrios de Friesenviertel, Belgischer Viertel o al sur, en la Südstadt y, cada vez más, acuden al distrito de Ehrenfeld, un clásico barrio industrial. A menudo, los precios resultan una grata sorpresa, ya que, en general, son bastante moderados, sobre todo para una ciudad de este tamaño. Pero que los habitantes de Colonia contemplan la vida desde su lado más optimista, queda patente además de durante los carnavales, en las tabernas y cervecerías, en su relevante panorama musical y de las artes: el Musical Dome Köln, famoso por sus producciones espectaculares y con un aforo para 1.700 espectadores, es el mayor teatro de Colonia; o el Christopher Street Day, el evento más importante de Alemania para gays y lesbianas. Uno de los acontecimientos del año es el partido de fútbol en el campo del F.C. Colonia, a pesar de que su puesto dentro de la clasificación no siempre responda a las grandes expectativas de los aficionados.

Sin embargo, los museos de la ciudad cumplen cualquier expectativa , sobre todo el extraordinario museo Ludwig con sus obras de Picasso, Warhol y Lichtenstein. También se puede visitar el museo romano-germánico con sus piezas de 2.000 años de historia, el museo Wallraf-Richartz con arte que abarca del medievo al siglo XIX o, ni que sea para los más golosos, el museo del chocolate. Quienes, después de tantas sensaciones en Colonia, busquen un poco de descanso disponen de uno de los mayores y más bellos parques de Colonia, el Rheinpark, situado en la ribera derecha del Rin, conocida por los lugareños como la ribera "mala" del Rin, y al que es posible acceder mediante el teleférico que cruza el río. Y si disponemos de un poco más de tiempo, podemos disfrutar de la que probablemente sea la mejor vista panorámica sobre el centro histórico de la ciudad y sobre la Catedral en la plataforma para visitantes del Triángulo de Colonia, a 100 metros de altura. Con buen tiempo, puede que incluso se alcance a ver Düsseldorf, pero no se lo cuenten a sus amigos de Colonia.

Lugares de interés de las ciudades

La emoción que invade a los habitantes de Colonia cuando, después de un viaje, contemplan la torre de la catedral es ya proverbial. La Catedral es el símbolo de Colonia por excelencia, una de las iglesias más grandes del mundo y la atracción turística número uno de Alemania: más de seis millones de personas visitan cada año este monumento declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Esta catedral gótica de 157,38 metros de altura posee la segunda torre de iglesia más alta de Europa y alberga la arqueta con las reliquias de los Reyes Magos. Desde 2007, el vitral del pintor alemán Gerhard Richter constituye una atracción más de la catedral. Por tan solo 4 euros de entrada, se puede acceder a lo alto de una de las dos torres, esfuerzo que se verá recompensado por la impresionante vista panorámica. Más información

No en vano Colonia es considerada la capital del Carnaval de Alemania. En la "quinta estación del año", los habitantes de Colonia disfrutan de la vida, las diferencias desaparecen, y se celebra y se bebe en compañía. El punto álgido de la fiesta es la cabalgata del lunes de Carnaval. La denominada Sesión da comienzo siempre el día 11 de noviembre, a las 11:11 h. A partir del Jueves Lardero, la ciudad entra en estado de excepción durante días, la vida pública queda casi por completo paralizada, y la ciudad se encuentra bajo el reinado del príncipe, el campesino y la virgen, los principales representantes de Colonia en la alocada época de Carnaval.

Según dicta la tradición, quien quiera admirar e incluso adquirir extraordinarias obras de arte, en la ART COLOGNE estará en el lugar adecuado. La feria internacional de arte moderno y contemporáneo refleja la capacidad de rendimiento del comercio con objetos de arte en Europa y en ultramar a un alto nivel. Alrededor de 200 galerías internacionales presentan pinturas, esculturas, instalaciones, vídeos, fotografías, trabajos en papel, así como ediciones y variedades. Formatos de presentación poco habituales como OPEN SPACE, programas de talento como las exposiciones de "Förderkoje", NEW POSITIONS para los artistas o NEW CONTEMPORARIES para las galerías completan esta feria internacional de arte.

Con alrededor de 2.000 artículos expuestos, el Museo del Chocolate constituye una verdadera experiencia para todos los amantes de lo dulce.

Déjese arrastrar a un viaje a través de una historia de 3.000 años de antigüedad sobre la cultura del chocolate. El primer puesto del Museo lo ocupa uno de los aspectos más destacados: la producción. En dos plantas, el visitante puede observar cómo se fabrican las tabletas de chocolate, las trufas y las figuras huecas. Una vez llegados al vestíbulo, les espera una fuente de chocolate de tres metros de altura por la que fluye chocolate líquido caliente, y en la que cada uno de los visitantes puede mojar su barquillo. Un museo en el que el tema no sólo se puede ver, sino también oler, degustar y sentir.

Ver más
Eventos

Upheaval and avant garde, form and functionality, rigour and beauty: modernism is a broad term that has shaped an entire century and remains influential today. Hardly any other museum has concentrated as exclusively on this era as Cologne's Ludwig Museum, whose collection starts in the early 20th century and traces developments right to the present day in remarkable breadth and depth.

The history of this fascinating museum, which together with the Philharmonic Hall has occupied an architecturally striking building right next to Cologne Cathedral since 1986, began with Peter and Irene Ludwig's endowment of around 350 works of modern art. Within a few decades, it had grown into the biggest collection of Pop Art outside the USA including Roy Lichtenstein's Maybe and Andy Warhol's Brillo Boxes. In addition to the Pop Art, today it owns the third-largest Picasso collection worldwide and an extensive collection of Russian avant garde from before and after the revolution, as well as important works of German Expressionism and Surrealism. Artistic movements such as Bauhaus and De Stijl, Nouveau Réalisme and Fluxus bring us to the contemporary art which the museum resolutely acquired, the most recent piece never being more than a few months old. German art of the 1970s and 1980s and installations by the younger avant garde therefore also found their way into the Ludwig Museum, completing the survey of the intriguing era of modernism through contemporary works.

Siguientes citas:

14.04.2019 - 21.07.2019

04.05.2019 - 11.08.2019

07.06.2019 - 22.09.2019

13.07.2019 - 29.09.2019

21.09.2019 - 19.01.2020

12.10.2019 - 02.02.2020

16.11.2019 - 01.03.2020

Lugar del evento

Museum Ludwig
Bischofsgartenstraße
50667 Cologne

Todos los datos relativos a precios, fechas y horarios se ofrecen sin compromiso.

Christopher Street Day (CSD) and ColognePride bring colourful parades, extravagant outfits and fever-pitch excitement to the streets – a huge, vibrant festival enjoyed by hundreds of thousands of people but with a very serious message. Every year, when gays, lesbians, bisexuals and transgenders descend on Cologne with their high spirits and good humour, they are demonstrating for homosexuals' rights and for acceptance, tolerance and equality.

It was back in 1972 that the first demonstrations for the rights of lesbians, gays and transgenders took place in this liberal-minded cathedral city in North Rhine-Westphalia. The Christopher Street Day parade has been organised by Kölner Lesben- und Schwulentag e.V. (KLuST) every year since 1991, partly in memory of the events in Christopher Street in New York in 1969, partly focusing on the future and the continuing improvement in the social and political status of sexual minorities. At first, Gay Pride and the street festival only attracted around 3,000 lesbians and gays to the historical old quarter, but in the last few years up to 1.2 million visitors have gathered in Cologne. Now ColognePride spans four main events: the weekend street festival around Alter Markt, Heumarkt and Rathausplatz, the Friday AIDS-Hilfe gala at Hotel Maritim, the Colour Cologne Party in the Lanxess Arena and the grand parade through the city centre featuring up to 120 floats and countless groups. This is a festival for everyone because sexual orientation has no relevance in matters of tolerance, humanity, joy and equal rights.

Siguientes citas:

07.07.2019

Lugar del evento

Unter Käster 1
50667 Köln

Todos los datos relativos a precios, fechas y horarios se ofrecen sin compromiso.

Bonn celebrates with the Rhine in Flames but Cologne hosts the Cologne Lights, one of Europe's most beautiful and most spectacular musical fireworks displays, right in the middle of the Rhine – an atmospheric extravaganza that will light up your eyes and bring joy to your heart.

It's carnivaltime! In Cologne, the biggest city in North Rhine-Westphalia, people like to party as if there's no tomorrow. Cologne Carnival is evidence of this, as are the Cologne Lights, a must-see highpoint in the city's calendar since 2001. With Cologne's eminently quaffable kölsch beer being served from 2012 onwards, the atmosphere is set to ratchet up yet another notch. A glass of kölsch is the perfect afternoon refresher as you soak up the musical entertainment at the Tanzbrunnen. Where better to while away the time before the start of the fireworks, which are ushered in by the breathtaking spectacle of 50 gloriously illuminated ships? These glide along the Rhine before being greeted by a curtain of fire and excited spectators waving hundreds of thousands of sparklers as the flotilla swings round at Deutz Bridge. The main fireworks display, which is then launched from a 240-metre pontoon formation and lasts a full thirty minutes, is a dazzling synthesis of fireworks and music, experienced not only by around a million spectators on both riverbanks but also by some lucky people who have 'box seats' on the ships themselves. To secure one of those coveted on-board tickets, you'll need to book a year in advance. Because Cologne people really do like to party, whether on the Rhine itself or on its riverbanks.

Siguientes citas:

13.07.2019

Lugar del evento

Am Rheinufer
50999 Köln

Todos los datos relativos a precios, fechas y horarios se ofrecen sin compromiso.

Actos y eventos

Buscar eventos
(en alemán e inglés)
Otros criterios de búsqueda
Restablecer todos