Castillos y fuertes

Donde se escribió la historia del mundo

Potsdam: Schloss Cecilienhof im Herbst ©SPSG/PMSG (André Stiebitz)

Nuevas ideas dentro de los antiguos muros: algunos castillos y palacios en Alemania no sólo son reliquias de una gran época, sino que representan ideas que han tenido una influencia decisiva en el mundo. Aquí, la historia cobra vida en muchas facetas.

Cuna de la democracia: el Castillo de Hambach

La bandera negro-rojo-oro fue una vez un símbolo de la lucha por la democracia, la libertad, la paz internacional y la unidad nacional. Hizo su primera aparición en el impresionante El castillo de Hambach, situado en la ruta del vino alemán. En el "Festival de Hambach" de mayo de 1832, unas 30.000 personas marcharon por el Schlossberg, exigiendo libertad y soberanía popular e izando la bandera negra-roja-dorada en el pináculo más alto de la torre. Con esto establecieron importantes cimientos para la construcción de la democracia alemana. Hoy en día, la exposición permanente en el Castillo de Hambach sigue respondiendo a las preguntas sobre este tema con diferentes medios y actividades para todas las edades. La bandera original también se encuentra en este lugar.

El núcleo de una idea exitosa: el primer albergue juvenil del mundo

En un lugar pintoresco, en lo alto de la ciudad de Altena en Renania del Norte-Westfalia, se encuentra el Castillo de Altena uno de los más bellos de Alemania. El castillo tiene un significado especial como punto de partida de una idea global: en 1914 se estableció aquí el primer albergue juvenil permanente del mundo. Unos veinte años más tarde, el albergue se trasladó al patio inferior del castillo, donde los huéspedes siguen alojándose por un pequeño precio. Las habitaciones originales del primer albergue juvenil, incluida la cocina, se pueden ver durante un paseo en el “ascensor de la aventura” que viaja 60 metros verticalmente a través de la roca y ofrece a los visitantes una visión de 900 años de historia del castillo en seis estaciones.

Palacio Cecilienhof: Símbolo del final de la Segunda Guerra Mundial

El conjunto de edificios en el estilo de una casa de campo inglesa transmite una sensación idílica y tranquila; sin embargo, uno de los acontecimientos históricos más importantes del siglo XX tuvo lugar aquí, en El castillo de Cecilienhof. En el verano de 1945, unas semanas después del final de la Segunda Guerra Mundial, las potencias vencedoras - el presidente americano Harry S. Truman, los primeros ministros británicos Winston Churchill y Clement Attlee, respectivamente, y el jefe de estado soviético Joseph Stalin - se reunieron cerca de Potsdam. La Conferencia de Potsdam representa el final de la Segunda Guerra Mundial y al mismo tiempo el comienzo de la Guerra Fría entre el Este y el Oeste. Así, indirectamente, las antiguas fortificaciones de la frontera interior alemana situadas en las inmediaciones también forman parte de la historia del palacio. Con numerosas fotografías históricas, los visitantes del lugar original pueden conocer una gran cantidad de información sobre la Conferencia de Potsdam.

Inventor de la oficina de correos: Familia Thurn y Taxis

El palacio real de Thurn und Taxis, situado en el extremo sur del casco antiguo de Ratisbona, no siempre fue una residencia para la nobleza. No fue hasta el siglo XIX cuando la familia se instaló en la antigua Abadía de San Emerano. Sin embargo, por entonces, los Thurn und Taxis ya habían adquirido una gran influencia puesto que se les considera los inventores del servicio postal. Todo comenzó con un servicio de correo dirigifo por la familia dei Tasso para la República de Venecia y más tarde para los papas. A partir de 1490, Francesco de Tasso - en alemán Franz von Taxis – estableció la Oficina de Correos Europea, a petición del gobierno imperial, y los Taxis mantuvieron el monopolio de servicio de correos hasta que Prusia se hizo cargo de los derechos postales 1867. Hoy en día, la familia (incluyendo dos verdaderas princesas) abre las puertas del Castillo de Emmeram para diversos eventos como conciertos de verano o el mercado de Navidad.