Alemania está repleta de cultura esperando a ser descubierta. No sólo las ciudades más grandes ofrecen cosas para todos los gustos, sino que también los museos y otras instituciones culturales atraen a los visitantes.