• 0

Darmstadt: poetas, pensadores, investigadores espaciales.

Si entre todas las ciudades alemanas hay una que sea algo así como la mejor de la clase, esa es Darmstadt. Refinada y versada, cultivada, interesada por todo y con un físico muy cuidado: Darmstadt ha desarrollado su propio perfil y se ha hecho famosa gracias a la ciencia, la literatura, al arte y la arquitectura.

La fundación hace más de 100 años de la colonia de artistas Mathildenhöhe ha contribuido a que Darmstadt alcance un estatus tan especial. Las hermosas casas en estilo Jugendstil convierten a esta "colina de las musas" en un lugar completamente inconfundible. Después de 1949, tras muchos años en los que la tristeza y la carencia de viviendas impregnaban a una Darmstadt casi completamente destruida, tuvo lugar un segundo estallido cultural, que condujo a la fundación de instituciones pioneras y al asentamiento sistemático de una "industria sin humos": editoriales y empresas gráficas se han establecido aquí en singular densidad, y las instituciones literarias, artísticas y musicales de reconocimiento internacional y el Centro Europeo de Operaciones Espaciales (ESOC), junto con el Teatro Estatal, son hoy los símbolos de esta ciudad. La concesión del premio Georg-Büchner, el galardón literario más importante de Alemania; el Museo Estatal de Hesse, con la colección de obras de Beuys más grande del mundo; la Sala de Arte, el Teatro Municipal, una vibrante oferta musical y de teatro de variedades así como numerosas galerías de arte confieren a la ciudad un aire cultural fuera de lo común. Desde 1999 cabe citar otra gran institución cultural que ha abierto aquí sus puertas: la Estación Central, una antigua nave de máquinas, declarada Bien de Interés Cultural, que incluye teatros, salas de conferencias, salas de exposiciones, salas de conciertos y discotecas en dos plantas.

Pero esto no es todo: también destacan algunos de los monumentos más importantes como el Antiguo Ayuntamiento, la plaza Luisenplatz, el palacio en la Plaza del Mercado, las iglesias Ludwigskirche y Pauluskirche, la Achteck-Haus y la Orangerie, el parque Rosenhöhe y la Capilla Rusa, con su romántico paseo de plátanos. Y, por supuesto, el yacimiento fosilífero Grube Messel , declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y una ventana a la historia pasada de nuestro planeta. Y, finalmente, el edificio Waldspirale del austriaco Friedensreich Hundertwasser, que convirtió en realidad su visión de una nueva forma de vivienda, siendo esta una de sus obras tardías. También causan sensación las "Tertulias de Darmstadt" que se celebran periódicamente desde 1950, y que en 2005 se convirtieron con el título de "Nuevas Tertulias de Darmstadt" en debates filosóficos y sociales de nuestro tiempo. Desde 1951, en aquel entonces aún rodeados por barracas y ruinas, se celebra la Heinerfest, la fiesta local de Darmstadt. La mejor prueba de que los habitantes de Darmstadt no solo saben hablar muy bien, sino que también son capaces de celebrar fiestas alegres y divertidas. Sobre todo, si cuentan con la presencia de visitantes de su talla.

Lugares de interés de las ciudades

El Gran Duque Ernesto Luis de Hesse fundó la colonia de artistas de Darmstadt con el propósito de reformar el arte y el artesanado desde sus cimientos.

El correspondiente museo está ubicado en Mathildenhöhe, en el antiguo edificio del taller, y es famoso también por su destacado portal en forma de omega. La exposición documenta la historia de la colonia entre 1899 y 1914, ofreciendo una visión sobre la actividad artística de la época y de sus extraordinarios representantes. Aquí se muestran piezas de mobiliario, conjuntos residenciales, vidrio, cerámica, textil, trabajos de orfebrería, artes gráficas, pintura, escultura y modelos arquitectónicos.

El complejo residencial Espiral del bosque (Waldspirale), construido siguiendo los diseños del artista Friedensreich Hundertwasser, constituye el principal atractivo del barrio Bürgerparkviertel, en los márgenes del centro de la ciudad. Hundertwasser definió aquí su idea de vivir de una forma personalizada que no viene establecida por las normas cotidianas. De este modo diseñó una fachada que no sigue ningún patrón, ventanas que se salen de lo convencional, un tejado sobre el que crecen árboles y mucho más. Puesto que las zonas exteriores son de acceso libre, los visitantes también podrán vivir la peculiar atmósfera de este complejo residencial. Y, para finalizar, disfrutar de una mezcla vienesa (Wiener Melange) en el Café & Bistro para asimilar lo visto.

El ESOC (Centro Europeo de Operaciones Espaciales) es el centro de control de la Agencia Espacial Europea (ESA) en Darmstadt y por tanto a su vez la puerta de Europa al espacio. Las tareas de la ESA son la concepción y el desarrollo de la navegación espacial europea, la investigación del sistema solar y del entorno de la Tierra, el clima del planeta y el desarrollo de la tecnología aeroespacial, siendo el aspecto más importante la navegación espacial no tripulada. Aquí se puede dirigir la mirada hacia el espacio y los satélites que dan vueltas en la distancia, y hacerse una idea de la infinidad del espacio.

La Mina Messel en las cercanías de Darmstadt es una cámara del tesoro de la naturaleza. En el Terciario, hace aproximadamente 50 mill. de años, habitaba aquí una fauna muy variada, cuyas especies se han extinguido ya hace tiempo o siguen viviendo exclusivamente en los trópicos. La pizarra bituminosa de lo que en su día había sido un lago, esconde un sinfín de secretos y una enorme cantidad de fósiles animales y vegetales en gran parte perfectamente conservados. Dichos fósiles revelan información sobre la deriva continental y la sedimentación de la Tierra, sobre la formación de los océanos y de los puentes de tierra entre los distintos continentes, sobre la profundidad de la Biosfera, así como sobre el clima y los ciclos de vida de nuestra época. Más información

Ver más