• 0

Maguncia: ciudad de Gutenberg y la reina del vino de Alemania.

Maguncia es una ciudad universitaria, romana, mediática y capital del estado, que simboliza la famosa armonía triangular entre la catedral románica, el arte negro de Gutenberg y el carnaval renano. También representa una gran herencia de casi 2000 años, que los habitantes de Maguncia muestran con orgullo y ecuanimidad. El hecho de que entre los numerosos bienes culturales de la ciudad se incluya también una marcada cultura vinícola hace que Maguncia se nos antoje aún más acogedora.

El paisaje urbano está dominado desde hace más de 1.000 años por una gran obra arquitectónica: la catedral de Maguncia. En el centro se erige majestuosamente una de las obras de arquitectura religiosa más relevante de Alemania, cuya primera piedra se colocó en el año 975 bajo los auspicios del obispo Willigis. A la sombra del templo, se extiende la Maguncia del medievo y de los albores de la Modernidad: la vida de la ciudad transcurre en las angulosas y estrechas callejuelas, que aquí se llaman Nasengässchen o Heringsbrunnengasse, en las numerosas tiendecitas, boutiques y cafeterías que rodean el maravilloso Kirschgarten (jardín de cerezos), con sus románticas casas de entramado, y en la fuente Marienbrunnen, donde se siente el pálpito de la vida. Al anochecer es cuando se percibe que Maguncia es la reina del vino entre las ciudades alemanas; el Hesse Renano es la comarca vitivinícola más grande del país, y la nueva generación de viticultores vuelve a demostrar todos los años que es capaz de alcanzar grandes logros. A los habitantes de Maguncia les encanta consumir sus productos sobre todo en las acogedoras vinotecas y tabernas, que han sido bautizadas con nombres tan píos como "Limosnera" o "Confesionario". El mercado del vino también es una de las grandes celebraciones de la ciudad. Cuando se festejó por primera vez en 1946 después de la guerra, los franceses, que eran la potencia ocupante, donaron 100.000 litros de vino, un gran gesto de reconciliación y amistad. Como no podría ser de otra forma en el Rin, las otras dos grandes fiestas de Maguncia son el Carnaval y la noche de San Juan, que siempre se celebra los últimos cuatro días de junio, una apoteósica fiesta cultural, que originariamente se hacía en conmemoración de Johannes Gutenberg y que en la actualidad se ha convertido en una mezcla de música, antiguas tradiciones, representaciones de cabaré, con puestos para degustar comida y, obviamente, vino.

Como contraposición al animado casco histórico, el panorama de Maguncia contemplado desde el lado del Rin parece más bien comedido, tranquilo e incluso algo estricto. Está dominado por dos épocas: la Modernidad con el Ayuntamiento, el hotel Hilton y el Centro de Congresos en la Rheingoldhalle, y el Barroco o Renacimiento con el Neues Zeughaus (nuevo arsenal), la Deutschordenshaus y el Palacio de los Príncipes Electores. A juicio de algunos historiadores, este palacio supera incluso al Palacio de Heidelberg por su rica estructura diferenciada, aunque seguro que en Heidelberg tienen una opinión bien distinta. Maguncia también posee un panorama museístico excepcional. Aquí, destaca ante todo el Museo de Gutenberg de la Imprenta y el Museo Central Romano-Germánico, en el Palacio de los príncipes electores. Colecciones sobre la prehistoria y la protohistoria, sobre Roma y los albores de la Edad Media se enlazan aquí a través de unos enormes talleres de restauración de renombre mundial; también la momia de Ötzi, el hombre del glaciar hallado en el Tirol, se sometió aquí a un tratamiento. Otro museo interesante es el Museo Estatal de Maguncia, de amplia temática, que expone obras desde la Edad de Piedra hasta la época moderna y cuya fundación se remonta a 1803, con la donación de 36 cuadros por parte de Napoleón. La catedral episcopal y el Museo Diocesano de la catedral informan sobre la historia de la iglesia y del episcopado; el Museo Histórico Municipal proporciona una visión general y el Museo de Historia Natural es el más grande dentro de su categoría de Renania-Palatinado. La Sala de Arte Maguncia completa la oferta a la perfección: el edificio situado en el antiguo puerto aduanero está dotado de un revestimiento completo de vidrio verde y de una sala de exposición inclinada en siete grados, por lo que destaca asombrosamente. Pero si alguna vez constara una inclinación de siete grados en su propia persona, seguramente se deberá más bien a los excepcionales vinos que se escancian en esta ciudad. Aunque esto en Maguncia no supone ninguna desdicha, ya que seguramente estará muy bien acompañado.

Lugares de interés de las ciudades

La Catedral pertenece a Maguncia como el Carnaval del Rin: en el centro de la ciudad se alza majestuoso uno de los templos más importantes de Alemania. La Catedral de Maguncia, construida en el año 975 bajo la égida del Obispo Willigis, constituye, como catedral e iglesia episcopal, el centro espiritual del obispado de Maguncia. Ya bajo el patronato del Santo Martín de Tours, hace 100 años, se reunían aquí los creyentes de la ciudad. Es también un centro de atracción el altar de la Virgen María en la capilla Ketteler con la imagen de la “hermosa maguntina”. En los edificios anexos se ha alojado el Museo episcopal diocesano y de la catedral.

En el Museo Gutenberg dedicado al arte de los grabados, también llamado arte negro, se ofrece una panorámica de la imprenta, inventada en Maguncia por Johannes Gensfleisch, quien era conocido como Gutenberg.

Fue inaugurado en el año 1900, con motivo del 500 aniversario de Gutenberg y está dedicado a su vida y obra. En esta casa donde se guardan tesoros del arte de los grabados, en los departamentos de técnica de impresión, grabado de libros, remendería, exlibris, artes gráficas, carteles, papel e historia de la tipografía, los visitantes pueden obtener una visión general del desarrollo de la tipografía y la impresión. La famosa Biblia de Gutenberg se encuentra entre los objetos más destacados, uno de los libros más hermosos de todos los tiempos.

El “Carnaval de Maguncia“ es la quinta estación del año. El Carnaval significa pasar cada año, en los meses de febrero / marzo, tres días estupendos y cuatro turbulentas noches. Entonces es cuando reina en la ciudad el estado de excepción: celebrar, bailar, reír, flirtear – desde el lunes de Carnaval hasta el miércoles de Ceniza no cesa la fiesta. Cada año, durante cuatro o cinco horas la cabalgata del lunes de Carnaval se abre camino a través del centro de la ciudad, mientras más de 500.000 espectadores la siguen. El Carnaval constituye también un pedazo de la historia de la ciudad, un fenómeno histórico y cultural, que desde hace siglos ocupa un lugar permanente en el calendario festivo como acontecimiento social.

El edificio realizado en hormigón armado y situado en el antiguo puerto aduanero, con su significativa y dominante altura de 21 m y un revestimiento de vidrio verde, fue reconstruido según los planos del arquitecto berlinés Günter Zamp Kelp y, con su sala de exposición inclinada en siete grados, obtuvo un ampliación muy notable.

La Sala de Arte de Maguncia (Kunsthalle Mainz) ha sido diseñada para alojar exposiciones itinerantes de arte contemporáneo; el encargo que se ha autoimpuesto no es la creación de una colección propia, sino mucho más una presentación y una mediación adecuada a su época y, en ocasiones, también controvertida del arte moderno.

Ver más
Eventos

Rhineland-Palatinate's Summer of Culture takes place every year from 1 May to 3 October and features well over 200 projects covering all kinds of different cultural aspects. The theme is revised annually to reflect new focuses for the content, and the venue for the grand opening also changes every year. A large cultural festival on the first weekend in May offers families their first peek at the summer's programme of events.

The Summer of Culture is extremely wide-reaching in its scope, with events held across the state covering cultural, religious, artistic and social themes. In early 1992 the Rhineland-Palatinate state government announced the staging of the first Rhineland-Palatinate Summer of Culture, the aim of which was to increase people's awareness of the region's attractive cultural programme. Rural areas were particularly targeted in the hope of stimulating people's interest and of spreading pleasure in art and culture, in discussion and debate. What the organisers had – and continue to have – in mind was a sort of 'citizens' movement for culture'. And the Summer of Culture is, in fact, characterised by the large number of small projects and ideas at its core that were themselves developed out of local or regional initiatives. With almost 250 events including concerts, readings, exhibitions, children's activities, theatre and much more, the festival is a marvellous melting pot of people and ideas.

Siguientes citas:

01.05.2019 - 03.10.2019

Lugar del evento

Verschiedene Veranstaltungsorte
Platz der Mainzer Republik
55116 Mainz

Todos los datos relativos a precios, fechas y horarios se ofrecen sin compromiso.
Visitors to the Rheingau Wine Festival embark on a voyage of discovery. Around 100 winemakers offer acclaimed Rheingau riesling wines as well as sparkling sekt and regional fare. The ten-day wine festival includes a varied programme of entertainment in Schlossplatz and Dern'schen Gelände squares in Wiesbaden .

Siguientes citas:

09.08.2019 - 18.08.2019

Lugar del evento

Schlossplatz, Marktkirche und auf dem Dern'schen Gelände
Schloßplatz 4
65029 Wiesbaden

Todos los datos relativos a precios, fechas y horarios se ofrecen sin compromiso.

Actos y eventos

Buscar eventos
(en alemán e inglés)
Otros criterios de búsqueda
Restablecer todos