• 0
Münster: el encanto juvenil de una gran historia.

Münster: el encanto juvenil de una gran historia.

Münster es una ciudad abierta al mundo, joven, desenfadada y orgullosa de sus más de 1200 años de historia. Tanto como sede del episcopado, como miembro de la Hansa o como ciudad universitaria, Münster ha ejercido siempre un papel muy importante en la región y más allá. Sin embargo, por lo que Münster ha quedado inscrito en la historia universal es por haber sido la sede de la Paz de Westfalia.

¿Es esta la ciudad más hermosa de Alemania? Para muchos no cabe duda y a nadie sorprende que Münster haya sido galardonada como "la mejor ciudad del mundo para vivir", lo que confirma todavía más esta teoría. En cualquier caso, se trata de un municipio que conserva viva su historia, con casas, iglesias y plazas que también tienen muchas historias que narrar. Esto puede percibirse sobre todo en el centro de Münster, tan ensoñadoramente histórico, por ejemplo en el Mercado Principal. En un marco incomparablemente perfecto, 48 casas con frontispicio y soportales, entre las que llaman la atención el ayuntamiento y la vinoteca municipal, revelan un mundo condensado de un encanto excepcional. El hecho de que aquí se pueda ir perfectamente de compras, nos devuelve al presente. Justo al lado, la Salzstraße (calle de la sal), la calle comercial más antigua de Münster, invita con sus monumentos a la exploración y al paseo, sobre todo por la isla barroca con el palacio Erbdrostenhof, la iglesia de los Dominicos y la de San Clemente con sus hermosos jardines barrocos. De nuevo, unos pocos pasos más allá, aparece el barrio Ludgeriviertel, con restaurantes, tabernas y cafés. Podemos continuar por el bulevar Rothenburg, donde en el Druffel’schen Hof se ubica el Museo de Arte Pablo Picasso. En la cercana plaza de la catedral, le impresionarán la Catedral de St. Paulus, la Cámara del Tesoro y el Museo Estatal de Westfalia de Arte e Historia de la Civilización, así como los distritos de Kiepenkerl y Kuhviertel que resultan atractivos a la par que excepcionales dentro del casco antiguo de la ciudad. En este barrio se puede visitar la parte probablemente más original de Münster alrededor de la iglesia Überwasser, ya que es aquí donde se aúnan la historia de la ciudad y la forma de vivir de sus ciudadanos en bellas y recónditas callejuelas.

Una visita recomendable, y no solo en las tardes de verano, es el Kreativkai (muelle creativo), la zona de ocio de Münster en el puerto. En los antiguos edificios portuarios y en extraordinarios edificios de nueva construcción, los visitantes encontrarán una excitante mezcla entre arte y cultura, gastronomía y locales alternativos las 24 horas del día, en un elegante ambiente y directamente junto al agua. También en la zona portuaria, en 2004 se inauguró la sala de exposiciones de arte contemporáneo de Münster, conocida como AZKM. Aquí se celebran periódicamente exposiciones individuales y en grupo de artistas contemporáneos de renombre nacional e internacional, presentando tanto a famosas estrellas como a prometedores artistas. Algo más de tiempo, concretamente desde 1919, lleva la Freie Künstlergemeinschaft Schanze (asociación libre de artistas) siendo parte fundamental de la vida cultural de Münster por su compromiso activo con el mundo de las exposiciones. Y todavía más anterior es una de las grandes fechas de la historia: el 24 de octubre de 1648, el día oficial en que se firmó la paz concluyendo así la Guerra de los Treinta Años. Aunque Münster siempre estará ligada a este suceso, también se puede vivir el hoy y el ahora. Y buena prueba de ello es el medio de transporte favorito de los habitantes de Münster: la bicicleta. Unas 100.000 personas pedalean cada día por la ciudad, y a cada habitante le corresponden incluso dos bicicletas por cabeza. Obviamente, en Münster el comisario de la serie televisiva "Tatort" llega al lugar de los hechos en bici, y es que el aparcamiento de bicicletas de la estación central, con sus 3.500 plazas, es el más grande de Alemania. Así pues, si quiere sentir de verdad la forma de vida original de Münster, deberá montar obligatoriamente en bicicleta. Si ya ha descubierto que a la bicicleta se la suele llamar "Leeze", entonces ya no hay nada que le impida visitar esta perfecta ciudad. Ahora ya podrá decidir por sí mismo si considera que Münster es la ciudad más bella de Alemania.

Lugares de interés de las ciudades

En el mismo centro del histórico casco antiguo de Münster y rodeado por las Arcadas de Münster, el primer y hasta el momento único museo sobre Picasso de Alemania, el Museo de Arte Pablo Picasso, se aloja en el Druffel’schen Hof, construido entre 1784 y 1788.

Detrás de sus fachadas, declaradas patrimonio nacional, acoge una colección de más de 800 litografías de Pablo Picasso, considerada única en su conjunto a nivel mundial desde su inauguración en el año 2000. El museo muestra, además, exposiciones itinerantes sobre la vida y la obra del pintor, así como de sus contemporáneos.

El Barrio Kuhviertel, con sus tascas autóctonas y la fábrica de cerveza más antigua de Münster es conocido como una zona gastronómica y de bares: una viva mezcla de bares de estudiantes, locales históricos y acogedores restaurantes típicos de Westfalia. Seguiendo la tradición, en la mayor parte de los bares se sirve cerveza negra (Altbier) o ponche de cerveza negra (Altbierbowle). Aquí no sólo de noche, sino también durante todo el día hay un ambiente increíble. Pero hay mucho más que sólo delicias culinarias de todo tipo: en especial para los amantes del arte y de las antigüedades el barrio Kuhviertel tiene mucho que ofrecer. Galerías y comercios de arte, librerías de viejos y la estantería de libros pública confieren al barrio su particular encanto.

Ya sea si se ha profundizado con anterioridad en proyectos de escultura como experto en la materia o si se tropieza por primera vez con importantes obras de arte contemporáneo, el trasfondo de las esculturas de este lugar sorprende, fascina y entusiasma. Los “Proyectos de Escultura“ es una exposición de escultura que desde 1977 se viene celebrando cada 10 años en Münster. Muchas de las obras, entre las cuales destacan trabajos de Bruce Naumann, Claes Oldenburg y Donald Judd, han sido adquiridas una vez finalizada la exposición, y en la actualidad han pasado a formar parte permanente de la imagen de la ciudad.

Desde 1290 aproximadamente, las filas de casas con frontón separadas por logias conforman el Mercado Principal (Prinzipalmarkt) – la calle más antigua del mercado y centro de la ciudad. Ir de compras haga el tiempo que haga – ya en la Edad Media era posible bajo las arcadas en el Mercado Principal. 48 casas con frontón junto con el famoso ayuntamiento de la “Paz de Westfalia”, la Stadtweinhaus (casa del vino de la ciudad) con su fachada renacentista, las casas de los burgueses y la iglesia de la ciudad y del mercado de San Lamberto caracterizan el antiguo mercado principal.

Ver más