Ciudades y Cultura

Construido cerca del agua: Brandeburgo en el Havel

Brandenburg an der Havel: The stone gate tower near the water ©Getty Images (ebenart)

Es fácil sentirse como en el paraíso en el estado con más agua de Alemania. Muchos cauces de río intactos ofrecen emocionantes expediciones a la naturaleza. Y los 7.000 kilómetros de extensos carriles bici te llevan literalmente a un recorrido por la ciudad y el campo.

En el norte azul de Alemania, el estado de Brandeburgo, 3.000 lagos y 6.700 kilómetros de vías fluviales son de fácil acceso. Caminatas acuáticas en canoa o en lancha, navegar, esquí acuático, pesca, un romántico viaje en barco por los lagos Havel de Potsdam y Brandenburgo, pasear en una casa flotante entre praderas, tomar el sol en bahías solitarias, simplemente relajarse.

No lejos de la ciudad catedralicia de Brandeburgo an der Havel comienza uno de los mayores humedales interiores de Europa Central - las "Tierras bajas del Bajo Havel", donde se pueden observar animales raros como castores y nutrias en estado salvaje.

La mejor manera de descubrir la ciudad es en bicicleta. A lo largo de la ruta del centro de la ciudad se encuentran los lugares de interés importantes como la ciudad nueva, la isla de la catedral y el casco antiguo. El hecho de que fuera un centro de grandeza espiritual que brillaba desde lejos se puede ver de manera impresionante desde la catedral: San Pedro y San Pablo es la iglesia madre de Brandenburgo. Si quieres tomarte un poco más de tiempo, podrías bajar de tu bicicleta y visitar dos museos únicos: El Museo Arqueológico Estatal y el Museo de Historia de la Ciudad en la Casa Frey, un antiguo palacio de la ciudad. O disfrutar de la variada cocina de Mark Brandenburg y probar el famoso pescado local.

Saber más

Explore the surroundings