En la ciudad balneario de Bad Füssing, en la Baja Baviera, los huéspedes pueden esperar un paisaje termal de superlativos: con una superficie de agua de 120.000 metros cuadrados, ofrece mucho espacio para unas vacaciones de salud perfectas.

"El agua es mejor en la fuente": Este dicho es particularmente cierto en Bad Füssing, porque el agua mineral sulfurosa curativa, que sale de la roca primaria profunda a una temperatura de 56° y desarrolla sus efectos en los baños termales, hace de la ciudad una verdadera fuente de salud. La composición del agua es muy eficaz; su contenido especial de sulfuro y azufre ayuda a combatir la artritis, el dolor de espalda, la artrosis, el reumatismo y la gota, entre otras cosas, pero también el estrés y el agotamiento. Ya sea en la "Therme 1", la "Europatherme" o la "Johannesbad" - en Bad Füssing los huéspedes pueden hacer mucho por su salud.

Explore the surroundings