Caminar por la Selva Negra y experimentar el Lago de Constanza, relajarse en Baden-Baden y disfrutar de la cultura en Heidelberg: hay más de una razón para viajar a Baden-Württemberg. Al estado con más estrellas de la gastronomía y con más horas de sol. ¡En el sur!

Importa dónde se come bien. Una agradable tarde de verano en un castillo, una terraza sobre los viñedos, una vista que abre los ojos a las cosas bellas de la vida. Hay muchos paisajes maravillosos para los gourmets en Baden-Württemberg: ya sea bebiendo un Pinot Gris en las colinas del Kaiserstuhl, pidiendo un pescado blanco recién pescado en una posada rural en el Lago de Constanza o cenando en un restaurante gourmet en los valles de la Selva Negra. En todo el suroeste de Alemania, la gastronomía y la región, el paisaje natural y cultural forman una atractiva combinación. La mejor manera de experimentar tus vacaciones es usar todos tus sentidos. Pasea por la isla de las flores de Mainau y deja que el aroma de las flores te haga cosquillas en la nariz. Pedalea a lo largo del Lago de Constanza y mira a través del agua hacia las montañas suizas. Camina por la Selva Negra y escucha el canto de los pájaros. Explora las cuevas del Alba de Suabia y siente el aire húmedo.

Incluso los romanos amaban Baden-Baden

Estar en la naturaleza promueve el bienestar tanto como una buena comida, un baño de barro o un masaje. En los balnearios, spas y hoteles de bienestar puedes sumergirte en el agua, relajarte y experimentar el poder curativo de la naturaleza. Con una larga tradición: Incluso los romanos amaban las aguas termales de Baden-Baden. Más tarde fueron seguidos por artistas famosos. Desde Friedrich Schiller hasta Hermann Hesse, muchos poetas y pensadores han dejado su huella en el país. Cualquiera que busque sus huellas hoy en día encontrará grandes ciudades con una arquitectura moderna, así como casas de madera en acogedores pueblos. Los castillos, palacios y jardines cuentan de épocas anteriores, al igual que muchos museos, incluyendo los de Daimler y Porsche en Stuttgart. Baden-Württemberg es la cuna del automóvil. Y el hogar de muchas otras características especiales que son ahora mundialmente famosas. El reloj de cuco, por ejemplo. Los trajes de Boss. O el jamón de la Selva Negra. Entre Heidelberg y el Lago de Constanza, Karlsruhe y Ulm, puedes comprarlos, experimentarlos en un museo - o disfrutarlos en tu plato. ¡Bienvenido al Sur!

© Tourismus Marketing GmbH Baden-Württemberg (TMBW)

Explore the surroundings