Castillos y fuertes

Consejos secretos para experiencias únicas en las vacaciones

Bisingen: Hohenzollern castle ©DZT (Florian Trykowski)

Disfruta de conciertos al aire libre, veladas románticas bajo cielos estrellados o descubrimientos sorprendentes en exposiciones especiales. Algunos de los castillos y palacios de Alemania son joyas secretas de experiencias vacacionales únicas.

Zapatillas de deporte y abrigo real

El castillo de Hohenzollern es la sede ancestral de la noble dinastía alemana, conocido mucho más allá del Jura de Suabia y todo un emblema de la región, siendo uno de los castillos más famosos de Baden-Württemberg. Desde hace 30 años, este lugar que fue testigo de los orígenes de la gran potencia europea de Prusia en la Edad Media, ha sido sede de un popular evento deportivo. Cada otoño, unos 500 corredores participan en la Carrera de la Montaña de Hohenzollern, que comienza en el valle y recorre 365 metros verticales a lo largo de los 8,1 kilómetros de distancia hasta el patio del castillo Hohenzollern.

En la Edad Media, los reyes y emperadores cubrían distancias considerablemente mayores. En lugar de reinar desde una capital, viajaban por su reino acompañados por sus familias y cortes. Varios palacios les sirvieron como residencias y puestos de pasos, incluyendo el Goslar del Palatinado Imperial junto con el casco antiguo de Goslar y la antigua mina de Rammelsberg, Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Los visitantes pueden obtener más información sobre este imperio itinerante en visitas guiadas y en una amplia exposición en el Palacio Imperial.

Jota, reina, rey: diseña tus propias cartas de juego

El Castillo residencial de Altenburg presenta una exposición muy inusual. Este palacio alberga el primer museo de naipes del mundo. No es una coincidencia. En la cultura de salón de Altenburg del siglo XIX se inventó el popular juego de Skat, que desde 2016 forma parte del Patrimonio Cultural Inmaterial y que ahora se juega en todo el mundo. La producción de naipes también forma parte de la tradición de esta ciudad de Turingia. Además de las exposiciones que son dignas de ver, los visitantes del museo también pueden conocer las técnicas históricas de producción de naipes e incluso diseñar su propia jota o reina de corazones en los talleres del centro de medios del castillo.

Música en la fortaleza y bajo el cielo estrellado

La Ciudadela de Spandau, una de las fortalezas más importantes y mejor conservadas del Alto Renacimiento en Europa, es la joya del distrito berlinés de Spandau. El complejo constituye regularmente el telón de fondo de conciertos y festivales: por ejemplo, el evento anual al aire libre del Festival de Música de la Ciudadela. El primer festival "Spandau macht Alte Musik" (Spandau hace música antigua) iniciado en 2020, muestra una fusión armoniosa de música tocada con instrumentos de diferentes épocas.

A sólo unos pocos kilómetros de las fortificaciones de la ciudadela, hay un edificio que estaba destinado a un propósito completamente diferente. El Palacio Belvedere fue construido como residencia de verano en la colina Pfingstberg, al noroeste del Jardín Nuevo, simplemente por las impresionantes vistas. La impresionante villa con dos torres y un estilo que recuerda al Renacimiento italiano es uno de los destinos más populares de la ciudad, con la particular atracción de eventos especiales como las representaciones teatrales, los mercados estacionales o los conciertos nocturnos con música ambiental. El observatorio del distrito de Bergedorf de Hamburgo también ofrece una vista romántica del cielo. Junto con el museo al aire libre de Rieck Haus y el único castillo conservado en Hamburgo, forman la asociación de Museos de Bergedorf. El Castillo de Bergedorf, mencionado por primera vez en el siglo XIV, es ahora un museo que muestra la historia de la región.